La sorprendente revelación de Roger Federer que echa dudas sobre el futuro del tenis

Roger Federer sorprendió a sus fanáticos con una frase que pone suspenso sobre la vuelta del tenis.

El mundo del deporte se acomoda de a poco a la pandemia de coronavirus. Las organizaciones deportivas retoman sus actividades a medida que los efectos devastadores en materia sanitaria aminoran en algunos países. Para un deporte global como el tenis, la historia es diferente, ya que se necesita una solución a nivel mundial. Es por eso que una revelación inesperada de Roger Federer pone dudas sobre el futuro inmediato del circuito.

“No me estoy entrenando para nada”, reconoció Federer en una conversación con el extenista brasileño Gustavo Kuerten. En los últimos días, otros tenistas como Rafael Nadal, Novak Djokovic y Andy Murray comenzaron a retomar los entrenamientos y publicaron escenas de sus prácticas en las redes sociales. Pero Federer ha estado más silencioso y eso es porque no se encuentra entrenándose en estos momentos. Y no planea hacerlo aun por una razón clara.

“Para ser honesto, no veo una razón para entrenarme ahora. Estoy bien físicamente y creo que pasará mucho tiempo hasta que volvamos a competir otra vez”, explicó Federer. La frase del suizo echa muchas dudas sobre el futuro del tenis en el corto plazo. El circuito está suspendido hasta el 3 de agosto, cuando comienza la gira norteamericana de canchas duras. Pero Federer no parece apurado para volver a las canchas en los próximos días.

Es cierto que el suizo arrastraba una lesión cuando estalló la pandemia y aprovechó la suspensión de tenis para recuperarse. “Es importante para mí tener un buen descanso ahora”, dijo Federer, que aseguró que no extraña el tenis en estos momentos, pero sabe que todo cambiará cuando se anuncie formalmente la vuelta del circuito. “Cuando estemos cerca de volver a jugar tendré una meta para entrenarme y volveré a estar super motivado”, manifestó Federer.

Por el momento, el suizo disfruta el tiempo en casa con su familia. “Desde que me operé en 2016 no había podido estar cinco semanas seguidas en casa. Ha sido un tiempo hermoso con toda la familia y tenemos suerte de estar saludables. A veces nos volvemos locos por estar juntos tanto tiempo seguido, pero creo que es normal”, contó Federer. Mientras el mundo del deporte se prepara para el regreso, por ahora, Federer descansa y espera.

Compartir en: