Nicolás Navarro y San Lorenzo toman caminos separados

El portero rescindió su contrato con San Lorenzo y explicó su salida del club.

Nicolás Navarro confirmó la rescisión de su contrato con San Lorenzo, cortando 4 años de vínculo con el equipo de Boedo. El portero de 35 años ha sido apartado del equipo desde la llegada de Monarriz al banquillo, y difícilmente tenga espacio con Mariano Soso. El porteño concedió una entrevista radial en la que explicó la finalización de su contrato un año antes de lo estipulado.

Fin del vínculo

El portero explicó cómo se dio su salida de San Lorenzo, afirmando que las partes acordaron la rescisión sin mayores inconvenientes. “Mi forma de ser es terminar bien. Por eso empecé una conversación para rescindir. No me fui mal de ningún club, tampoco lo quería hacer en San Lorenzo. Yo tengo paciencia y me comporto bien. Quería terminar bien acá, desvincularme, y después empezar a ver dónde voy”.

Navarro se refirió al problema que enfrenta el ‘Ciclón’ y el resto del fútbol argentino con los sueldos. “Antes de irme, el último sueldo que había cobrado era en diciembre. En el fútbol argentino se ha naturalizado mucho la deuda con los jugadores, y a veces se escudan en que los futbolistas cobran mucho. Después podemos discutir si el futbolista cobra mucho o poco, pero el que firma el contrato es el dirigente, no el jugador”.

Falta de proyecto

En cuanto a su ciclo en San Lorenzo, este destacó la falta de un proyecto a largo plazo. “Sacando los últimos seis meses, siempre peleamos. En general el tiempo en que yo estuve se intentó pelear, a pesar de algunos momentos en los que no se pudo. Yo creo mucho en los proyectos, pero en el fútbol argentino es difícil mantenerlos. San Lorenzo en muchos mercados cambiaba de a 15 jugadores”.

Monarriz

Fue el anterior técnico del club azulgrana, Diego Monarriz quien lo marginó de la plantilla al asumir el cargo. Navarro afirmó que le hubiera gustado tener mayor claridad con el ex DT. “Nunca hablé con Monarriz, me hubiera gustado que me lo comuniquen de otra manera. Creo que a mi edad el diálogo es importante. Nunca terminé de entender si la decisión fue de él o de arriba“.

Compartir en: