“Resultaba muy riesgoso…” ¡Huracán explicó las causas de por qué vendió la mitad del pase de Wanchope!

Boca se quedó con el 100% del pase del delantero Ramón Ábila.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/boca/2019/09/10/resultaba-muy-riesgoso-huracan-explico-las-causas-de-por-que-vendio-la-mitad-del-pase-de-wanchope/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-09-10T01:04:15-03:00">septiembre 10, 2019</time></a>

Boca se quedó con el 100% del pase del delantero Ramón Wanchope Ábila. El Xeneize le compró al Globo la mitad de la ficha que todavía tenía Huracán en U$S 1.950.000. El conjunto de Parque Patricios terminó vendiendo la totalidad del punta en una cifra menor al acuerdo firmado entre ambas instituciones en 2017, el cual establecía que Boca debía pagar cuatro millones para quedarse con el 50% que conservaba el conjunto de La Quema.

La noticia, que cayó como un baldazo de agua fría entre los hinchas de Huracán, generó el enojo de los hinchas del Globo por sentirse perjudicados con la decisión tomada por la comisión directiva. Debido a esto, la institución de Parque Patricios emitió un comunicado de prensa para llevarle tranquilidad a los socios sobre los números finales de la venta de Wanchope.

“Hace dos años la negociación con Boca Juniors consistió en el pago de la deuda que el club brasileño mantenía con nuestra institución, quedándose con el 50% de los derechos económicos del jugador, logrando de esta manera el ingreso del dinero que Cruzeiro no había pagado de forma inmediata (el reclamo llevaba más de seis meses de negociación e intimaciones)”, reza el comienzo del comunicado.

“Esto evitó la ejecución del fallo de FIFA (que hubiera llevado un tiempo enorme) y produjo la posibilidad de que Ábila juegue seis meses en el club, haciéndose cargo Boca de gran parte del salario del jugador y resguardando un futuro ingreso; tal como sucedió”. Según el comunicado expuesto para los socios, el club de la ribera se hizo cargo de la deuda que el Cruzeiro mantenía con el Globo.

“Las posibilidades que venían a futuro por esta negociación eran las siguientes: se transfería al jugador a un tercer club (Huracán recibía el 50% menos los salarios abonados por Boca mientras el jugador permaneció en nuestro club) o el jugador regresaba a Huracán en febrero de 2020, sin la obligación de Boca de abonar suma alguna”, manifiesta la continuación de la carta.

“Ante la falta de ofertas de otros clubes y la imposibilidad material de que el jugador regrese a Huracán, comenzamos las negociaciones que dentro de las cláusulas establecidas en el contrato, podíamos hacer uso en este momento. Dichas negociaciones fueron llevadas a cabo en el marco de una complicada situación económica financiera que estamos atravesando como club agravada por la situación del país, la suba del dólar, entre otros compromisos”, prosigue el comunicado.

“Huracán necesitaba dinero en este momento para cumplir cabalmente con todas las obligaciones. Resultaba muy riesgoso esperar hasta enero a una hipotética oferta que nos representara un ingreso mayor al resarcimiento que ahora recibimos. Considero que hemos vendido en más seis millones de dólares a un jugador adquirido en U$S 400 mil y han ingresado las sumas en un momento muy propicio para nuestra institución, las cuales provocarán un gran alivio para los compromisos asumidos”, manifestó para finalizar Alejandro Nadur, presidente de la institución.