Russo habló del cariño que recibe de los hinchas de Boca

Fuente: Clarín.

El entrenador se refirió al trato que tiene con la gente del Xeneize
<a href="https://elintransigente.com/deportes/boca/2020/01/14/russo-hablo-del-carino-que-recibe-de-los-hinchas-de-boca/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-01-14T13:42:19-03:00">enero 14, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-01-14T13:43:03-03:00">enero 14, 2020</time></a>

Ganar la Copa Libertadores en Boca tiene otro sabor. Lo dice el cantito de la hinchada y realmente se vive así, como una “obsesión”. Por eso, quienes consiguieron ser campeones de América en el Xeneize cuentan con el recuerdo de todos los hinchas. A Miguel Ángel Russo le pasa y con el plus de haber sido el entrenador en la última vez que se logró.

“Lo sentía en cualquier lugar del mundo. Hasta en aeropuertos aparecía gente de Boca. Me tenían mucho agradecimiento y con el pasar de los años aún más por distintas situaciones”, explicó Russo sobre el cariño que recibió de la gente durante todos estos años. Claro, cada vez que el Xeneize se quedaba estancado en su búsqueda de la séptima, se lo recordaba con más fuerza.

Miguel sabe que el hecho de ser el último DT campeón de América con Boca es a la vez una presión. “En el 2007 venía de ganarla en 2003, cuatro años y ya era mucho para la gente de Boca. Ganarla en ese momento parecía natural y normal. Hoy que ha pasado tanto tiempo por ahí es otro tipo de cosa pero en ningún momento es fácil o simple”, recordó en “El Show de Boca”.

El torneo continental tiene algo que el certamen local nunca tendrá. Su vigencia internacional, la potencia de los rivales y la posibilidad de enfrentar al campeón europeo son algunos alicientes importantes. Esta generación de hinchas de Boca lo vivió en las ediciones 2000, 2001, 2003 y 2007. Se naturalizó conseguir la gloria y ahora parece ser lo único importante.

Russo también es consciente de esa situación. “La gente de Boca lo entendió así. Alguien quizás lo entendía de otra forma. Pero la gente de Boca lo entendió siempre como algo distinto y que te eleva y me lo hicieron sentir en todos lados”, sentenció al respecto. El último entrenador que ganó la Copa con Boca tiene en 2020 la oportunidad de sumar una más y aumentar el cariño de los hinchas.