Sebastián Villa: con confianza, es figura

Fuente: Boca Juniors Oficial.

El colombiano mejora partido a partido y muestra todo su potencial, tanto por derecha como por izquierda. Repasá su nivel ante Godoy Cruz.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/boca/2020/02/24/sebastian-villa-con-confianza-es-figura/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-02-24T20:44:01-03:00">febrero 24, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-02-24T21:27:06-03:00">febrero 24, 2020</time></a>

Boca Juniors goleó por 3-0 a Godoy Cruz en la Bombonera y demostró que sigue prendido en la lucha por el título de la Superliga Argentina. River hizo lo propio y venció a Estudiantes por 2-0 en La Plata. Por ahora, es el único líder. Pero el equipo de Miguel Ángel Russo no le pierde pisada y espera por una caída en estas dos últimas fechas que quedan.

El partido del domingo dejó muy buenas sensaciones más allá del resultado. Si bien el objetivo es dar pelea hasta el último partido, el funcionamiento del once titular elegido por el entrenador mejora todos los días. Las individualidades mejoraron y eso aumentó el rendimiento colectivo, que ilusiona a los hinchas de cara al futuro. No todo termina con el campeonato, también están la Copa de la Superliga, la Copa Argentina y la ansiada Libertadores.

Sebastián Villa, una de los destacados

Uno de los puntos más altos del plantel fue Sebastián Villa. Poco a poco la confianza del DT logró que se sienta más seguro tanto a la hora de pasar al ataque como al momento de retroceder. El futbolista se muestra como opción de pase, baja para asociarse y arranca desde el mediocampo a una velocidad poco vista. Tanto por izquierda como por derecha (su perfil), hace una gran diferencia.

El colombiano muestra todo su potencial. Corridas a gran velocidad, controles perfectos en el aire, centros para los compañeros, gambetas y buenas decisiones para ganar en el uno a uno, superando a la marca que le pongan por delante. Atrás quedó el futbolista indeciso que no sabía elegir o no levantaba la cabeza para habilitar a sus compañeros. Y eso, es todo mérito de Miguel.

“Estoy viviendo un gran momento y hay que aprovecharlo al máximo”, contó tras la victoria. Si bien no pudo convertir, fue clave para el triunfo ante el Tomba. “Estamos haciendo las cosas bien, la fe es lo último que se puede perder, trataremos de seguir por este camino”, sentenció enfocado en lo que se viene. En 55 partidos oficiales, convirtió cinco goles y sumó casi 3 mil minutos en cancha. Además consiguió la Supercopa Argentina y se ilusiona con ganar más título. ¿La Superliga será uno?

Repasá las acciones del extremo: