Pol Fernández habló del hincha que se tatuó su cara: ¿qué dijo?

El volante se refirió al tatuaje que se hizo viral en redes sociales. Mira.

Boca Juniors superó a Godoy Cruz en Mendoza y sumó los primeros tres puntos en la Copa de la Superliga para comenzar a ilusionarse. Tras el título obtenido en el ámbito local, no bajó los brazos y consiguió dos victorias importantes con goleada que mejoran la confianza. Y Guillermo Fernández, refuerzo del equipo en el último mercado, se afirma cada día más entre las figuras del equipo.

Es claro que al Xeneize le faltaba un generador de juego, que distribuya la pelota y se haga cargo del equipo comandando a sus compañeros. Especialmente si Carlos Tevez, máximo goleador del nuevo ciclo, iba a convertirse en el 9 que tanto buscó la institución. Con jugadores de mucho carácter y marca en el mediocampo, la llegada de “Pol” fue clave para mejorar la circulación.

Tal es así que algunos hinchas ya comienzan a fanatizar con el juego del ex Racing y Cruz Azul. Incluso uno de ellos prometió a través de Twitter que si Boca lograba quitarle el campeonato a River, se tatuaría el jopo del futbolista. Como esto ocurrió, Matías Cettour cumplió su palabra y subió una imagen donde se ve el tatuaje del mediocampista y su particular pelo.

En diálogo con TNT Sports, Pol se refirió al tema y expresó entre risas: “Sí, vi el tatuaje que se hizo uno, está loco, yo no me lo haría”. Y a la vez, en relación a su corte de pelo, que a pesar de jugar un partido completo se mantiene impecable, expresó: “Vamos a mantener el jopo, que quede intacto”. A su vez el hincha, en diálogo con “Enganche“, prometió algo más si Boca gana la Libertadores: “Me hago la sonrisa de Russo arriba del jopo”.

Los números de Pol Fernández en Boca

Desde su regreso de Cruz Azul (México), el volante ofensivo disputó nueve encuentros oficiales y convirtió un gol ante Colón de Santa Fe por la Superliga Argentina. Fue clave con su juego en la conquista del título y día a día se convierte en una pieza fundamental dentro del equipo campeón que dirige Miguel Ángel Russo.

A partir de su debut, a mediados de 2012, disputó 41 encuentros oficiales y convirtió tres goles en casi 3 mil minutos en cancha. Además, ganó dos títulos locales. “Tengo la suerte de que tengo compañeros que me hacen las cosas fáciles, me dan confianza. Estoy muy contento, sabía que me iba a costar al principio. Sé lo que significa Boca, la exigencia. No es fácil estar parado seis meses”, sentenció tras el triunfo.

Compartir en: