Russo

¿Por qué Boca entrena en Ezeiza?

Russo en Ezeiza.

El entrenador explicó la decisión tomada a principio de año. Mirá.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/boca/2020/03/21/por-que-boca-entrena-en-ezeiza/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-03-21T12:44:46-03:00">marzo 21, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-03-21T12:44:47-03:00">marzo 21, 2020</time></a>

“La soledad de Ezeiza nos ayudó muchísimo, en Casa Amarilla no tengo paz”, expresó Miguel Ángel Russo con total sinceridad. Uno de los tantos cambios realizados por el Consejo de Fútbol, la nueva dirigencia comandada por Jorge Amor Ameal y el cuerpo técnico fue cambiar el lugar de entrenamiento para ganar, más que nada, algo de tranquilidad.

En diálogo con “Closs Continental” (AM 590), el entrenador se refirió a la decisión que se tomó a principios del 2020. En un momento complicado, tras una nueva eliminación ante River Plate, el plantel necesitaba paz y Miguel también. “Yo tenía las cosas claras, mi plan era meterme en el grupo. Me cerré de lo de afuera, es lo que necesitaba yo. Entrenar en Ezeiza nos da mucha tranquilidad, en Casa Amarilla siento que me desnudan”, contó.

Al mismo tiempo ve como positivo el intercambio de la Primera con las demás categorías: “A los chicos hoy le decimos buen día, mañana le diremos sus nombres. Eso también es algo que te da Ezeiza”. Y agregó en relación al trabajo en conjunto: “Estamos al lado de Battaglia y de los técnicos de Inferiores todo el tiempo. Llegamos y ya sabemos lo que hay que hacer. No hay que planificar tanto todo de forma tan difícil”.

Recordemos que el predio está a 38 kilómetros del barrio de La Boca. Y es muy difícil que los periodistas o fanáticos tengan un acceso directo, por lo que las prácticas a puertas cerradas sirven para que el equipo pueda trabajar, plantear nuevas ideas, cambios en el equipo o en entrenamientos especiales para los diferentes jugadores.

Por último, en relación al centro de alto rendimiento, Russo agregó: “La soledad de Ezeiza nos ayudó muchísimo después de haber empatado el primer partido. Ahí nos podemos reír mucho, relajar y trabajar mucho. Salvo para dormir, tenemos todo. Ha sido muy bueno ese cambio. Nos cuesta un esfuercito más para llegar pero lo ganamos en calma y paz”.