14 años de un empate Superclásico: Guillermo y Palermo, verdugos de River

Se enfrentaron por el Clausura 2006. Recordalo acá.

Boca y River disputaron, en reiteradas ocasiones, partidos que serán inolvidables y quedarán grabados en la memoria de los hinchas por el resto de sus vidas. Si bien en el último tiempo el “Millonario” logró imponerse en el ámbito internacional, con un gran equipo, la historia era bastante diferente años atrás. Por esa razón, el Xeneize se encuentra arriba en el historial sumando 89 victorias, 80 empates y 83 derrotas.

Uno de los tantos encuentros recordados es el que se disputó el 26 de marzo de 2006 en la Bombonera. Con el arbitraje de Sergio Pezzotta, el equipo dirigido por Alfio Basile recibía a su clásico rival en la Bombonera por el Torneo Clausura de aquel año. En la formación inicial había históricos como Roberto Abbondanzieri, Hugo Ibarra, Daniel Díaz, Fernando Gago, Rodrigo Palacio y Martín Palermo.

Sobre el final del primer tiempo, Ernesto Farías abrió el marcador para la visita y comenzó a complicar las cosas para el club de la Ribera. Luego, a los 67 minutos, Abbondanzieri vio la roja. Faltando pocos minutos para el final, Juan Ángel Krupoviesa y Cristian Tula también fueron expulsados. Y cuando parecía que River se llevaba el triunfo en La Boca, apareció Guillermo Barros Schelotto.

La increíble jugada del “Mellizo” y el empate de Palermo

Ingresó a los 80 minutos en reemplazo de Federico Insúa buscando desequilibrar. Y como muchas otras veces, en muchos otros clásicos, cambió la historia y el resultado. Pelotazo largo de Ibarra, la buscaron los delanteros y le cayó al 7. Gambeteó, tiró caños y apiló a tres defensores del rival, pasó entre dos y le cometieron penal. El árbitro lo cobró y con mucha seguridad, Martín Palermo lo convirtió: cruzado y abajo. Se desató la locura y Boca consiguió un punto clave camino al título.

Mirá el resumen:

La histórica patada de Krupoviesa

Juan Ángel Krupoviesa, hoy ayudante de Sebastián Battaglia en la Reserva del Xeneize, se caracterizaba por dejar todo dentro de la cancha. A veces, de más. Y aquella vez, por el Clausura 2006, no fue la excepción. A los 82 minutos, luego de que Daniel Montenegro supere la marca de Fernando Gago, metió una patada criminal. El “Tucumano” fue expulsado y el “Rolfi” muy dolorido tras la durísima entrada a la altura de la rodilla.

Compartir en: