"¡El mayor robo del siglo!": Chicho Serna y el partido que no puede olvidar

Chicho Serna comparó a la Casa de Papel con un partido que lo marcó con la camiseta de Boca.

La era dorada de Boca con Carlos Bianchi como entrenador tuvo varias marcas registradas. La magia de Juan Román Riquelme en la conducción; los goles de Martín Palermo; la picardía de Guillermo Barros Schelotto; la solidez en todas las líneas; y, sobre todo, el sello de los colombianos. Chicho Serna fue uno de los jugadores insignia de aquel equipo y los hinchas de Boca todavía lo aman. Pero el exjugador tiene un recuerdo amargo en el Xeneize y lo trajo a la luz con un posteo en las redes.

“¿La casa de papel? ¡NO! este fue el mayor robo del siglo XXI”, escribió Chicho Serna en una publicación en su cuenta de Instagram. El colombiano hizo referencia a la famosa serie española en la que los personajes buscan robar la Casa de la Moneda. La comparación de Serna es con un partido de Boca en el que se sintió extremadamente perjudicado por el arbitraje. ¿Cuál? La final contra Bayern Münich en la Copa Intercontinental 2001.

Boca venía de ser campeón de todo el año anterior, con el cenit en el triunfo contra Real Madrid en Japón. En 2001, el equipo de Bianchi buscó repetir, ya con algunas ausencias. En la final por el título mundial, Boca salió a la cancha con Chicho Serna como capitán ante el equipo alemán liderado desde el arco por Oliver Khan. Pero el gran protagonista sería el árbitro danés, Kim Milton Nielsen.

En el inicio del partido, el árbitro del cotejo expulsó correctamente a Marcelo Delgado, que intentó simular un penal y vio dos tarjetas amarillas. Pero el danés fue extremadamente permisivo con los jugadores del Bayern Münich, que maltrataron especialmente a Riquelme. El árbitro hizo caso omiso de todas las protestas de los jugadores de Boca. El Xeneize aguantó como pudo y llegó hasta el tiempo extra, donde hubo otra gran polémica.

En la jugada que derivó en el gol de Samuel Kuffour que le daría el título mundial al Bayern, pareció haber una clara falta sobre Clemente Rodríguez, quien intentaba despejar la pelota en el área chica. El árbitro no vio nada y los alemanes levantaron la copa. Chicho Serna se iría de Boca a mediados de 2002, pero siempre quedó en el corazón de los hinchas por su ferocidad en el mediocampo. A la distancia, el colombiano todavía no olvida ese partido. 

Compartir en: