¿Definido el futuro de Lucas Olaza?

El lateral izquierdo debe regresar a Boca en junio.

Lucas Olaza es uno de los tantos futbolistas que debe regresar a Boca Juniors a mediados del 2020. El lateral izquierdo, que jugó en el club durante el 2018, finaliza su préstamo de un año en el Celta de Vigo de España. Por eso, desde la dirigencia comandada por Jorge Amor Ameal esperan definir su situación lo más rápido posible para saber si contarán con él en un futuro y deben pensar en el cupo de extranjero.

El representante del futbolista se refirió al tema hace unas semanas y dejó en claro la situación: “En principio la intención del club es comprar los derechos federativos de Lucas. Pero luego no tuvimos más contactos sobre la ejecución de la cláusula”. Y agregó en relación a la opinión del uruguayo de 25 años: “Si le toca, no ve con malos ojos volver. Tuvo una gran temporada en Europa, habrá que hablar con Boca por si lo va a tener en cuenta”.

Pero días después, Olaza no mantuvo la versión de su representante. Y a pesar de no saber qué ocurrirá con la pandemia por el COVID-19 y su paso, dejó sus deseos más que claros: “Ya hace un año y medio que estoy aquí y yo siempre digo que estoy muy bien. Ahora hablar de eso en esta situación es complicado, pero sí que me gustaría seguir porque me tratan muy bien, porque estoy jugando y porque tengo el apoyo de la gente. Espero poder seguir en el Celta“.

¿Se definió la situación?

Las idas y vueltas por parte del conjunto español parecen haber llegado a su fin. Mientras Boca se encuentra expectante con lo que ocurra durante el mercado de pases, tanto por los que vuelven como con los que se pueden llegar a ir, comenzaron las primeras comunicaciones entre las partes. El club de la Ribera ya avisó: no van a renovar el préstamo, es venta o regreso al país. Recordemos que la opción de compra por Olaza es de cuatro millones de euros, una posible futura ayuda económica para la institución.

La idea del Celta es esperar a lo que pase con el fútbol español, especialmente con los descensos. Los dirigentes de los clubes que disputan La Liga piensan en finalizar el campeonato y mantener los descensos. Y el panorama del equipo no es bueno: está un puesto arriba del último equipo que perdería la categoría hoy. Si estos se eliminan, el equipo de la ciudad de Vigo desembolsaría el dinero. En el caso de que esto no ocurra, la situación económica sería otra. Resta esperar para la definición.

Compartir en: