Desde Vélez piden la expulsión de Sebastián Villa

La situación del jugador Xeneize sigue su curso legal luego de la denuncia de su expareja.

La situación de Sebastián Villa sigue su curso legal. Luego de la denuncia que realizó Daniela Cortés, su expareja, por golpes y amenazas, el colombiano se vio envuelto en un enorme escándalo que obviamente se convirtió en una causa penal. Todo esto generó una gran convulsión en Boca, ya que se trata de una de sus grandes figuras, y con un enorme poder de reventa. Es por eso que todavía no se sabe cuál será el accionar a nivel institucional.

Muchas voces se refirieron al respecto. El único club de la Argentina que tiene un área especializada en violencia de genero es Vélez Sarfield. Justamente esta área se involucró en su momento lo que fue la incorporación de Ricardo Centurión, que en el pasado también fue denunciado. Todo esto es llevado a delante por Paula Ojeda, abogada de profesión. En diálogo con el diario Olé, la especialista dejó su opinión respecto al jugador del Xeneize.

La situación ideal sería justamente que terminen el contrato y expulsen al jugador, que rescindan de la mejor manera que sea posible. Es un violento, la cagó a palos a la mujer. Si queremos dar un corte con el femicidio, cada uno desde su lugar… Como podemos condenar a un boxeador, a un remisero o a un empresario, no importa el rol. El tema de los futbolistas es que son varios millones”, afirmó, dejando en claro su postura.

Asimismo se refirió a las últimas medidas del Fortín y recordó viejas denuncias que también recibieron jugadores de Boca. “Para mí, que un jugador de Primera División y un club como Vélez incorpore una cláusula de violencia de género es un avance grande. Me parece que hay que seguir peleándola. Si no seguimos tapando como con Cardona, con Barrios… Ya sabemos. Pero no pasó nada. Vamos a esperar qué deciden ahora”, completó.

El rol de Boca

Por su parte, en Boca van a esperar. Quieren ver cómo avanza la causa judicial para terminar de dar una determinación. Hasta el momento consideran que mientras las denuncias no sean confirmadas, no pueden se terminantes en ninguna cuestión. Desde la dirigencia se pusieron a disposición de la investigación. El club se encuentra en una encrucijada, buscando defender a su patrimonio, aunque también dejan en claro que tendrán tolerancia cero ante actos de violencia

Compartir en: