Cristian Erbes y su deseo de volver a Boca

El mediocampista de Atlético no pierde la ilusión de regresar a la institución que lo vio nacer.

Cristian Erbes nació en el club de la Ribera. Llegó desde muy pequeño, formó parte de todas las categorías inferiores de la institución y debutó de manera oficial en octubre del 2009, por el Torneo Apertura, frente a Vélez. Fue criado en Boca tanto a nivel personal como en lo futbolístico. Por eso, además de ser fanático, se ilusiona con regresar y tener una segunda chance: “Estoy agradecido, fui muy feliz ahí y me gustaría volver en algún momento. Salí campeón y ojalá en algún momento pueda vivirlo de nuevo”.

En diálogo con “Planeta Boca Juniors”, el actual jugador de Atlético Tucumán habló de todo. Recordó su paso por el equipo, los momentos vividos, el cariño de la gente y más. “Jugar en la Bombonera es lo más lindo que hay. Yo ahora voy a la cancha a ver partidos y me da ganas de tirarme al pasto y meterme a jugar. A cualquiera que sea hincha del club, le encantaría jugar ahí. La cancha late, eso es real y más cuando jugás la Libertadores, esas noches son diferentes”, contó.

Estuvo muy cerca de conseguir el certamen más importante de América. Por eso, ante la consulta, el “Pichi” no dudó: “La Copa Libertadores es una deuda pendiente, sería lo máximo. Es muy difícil ganarla, hay grandes equipos, estuvimos muy cerca en 2012. Con Newell’s no tendríamos que haber perdido tampoco, se dio por penales. Después integré cuando perdimos la semi contra Independiente del Valle… Es algo hermoso y pendiente que uno como jugador tiene”.

El cariño de la gente y su salida del club

Durante su ciclo en la institución de la Ribera, Erbes disputó 155 partidos oficiales siendo titular en 132 de ellos y sumando más de once mil minutos en cancha. Además ganó cuatro títulos locales: Apertura 2011, Campeonato 2015 y Copas Argentina 2012 y 2015. Por su carácter y personalidad, se ganó rápidamente el cariño de la gente: “Siempre me trataron de diez. Tengo estos mensajes de que vuelva a Boca, siempre dejé todo en la cancha o di lo máximo que pude. Tuve buenos partidos, también malos, pero siempre traté de dejar todo. Casi siempre sentí que jugué como hincha y eso es un plus para uno, creo que eso se nota y la gente te lo reconoce”.

Además, en relación al tema, agregó: “También está el tema de que me han llegado ofertas y yo siempre me he querido quedar en su momento. Tuve para irme y no me fui nunca hasta el día que sentí que me tenía que ir porque ya no era prioridad para el técnico”. Y sentenció: “No fue fácil irme, había estado toda la vida ahí, llegaba y me conocía todo el mundo. Terminaba de entrenar y me quedaba con la gente que trabajaba en el club. Era llegar a mi casa, con amigos y compañeros. Eso vos no lo vivís en ningún lado, me dolió y me costó mucho tiempo asumirlo”.

Compartir en: