La chicana de Cristian Chávez para River

El exBoca, hincha del club, contó cómo frena las cargadas del eterno rival.

Cristian Chávez surgió en las divisiones inferiores de Boca y debutó en la Primera División el 3 de julio de 2005, ante Almagro, por el Torneo Clausura. Con Juan Román Riquelme, Rodrigo Palacio y Martín Palermo en la delantera, el volante ofensivo quedaba muy relegado pero se hacía un lugar sumando minutos ingresando desde el banco de suplentes. Su primer gol fue para cerrar la goleada 6-2 ante Tigre en la última fecha del Clausura 2008.

En diálogo con TNT Sports, el “Pochi” contó sobre su paso por el club, su relación con Román y más. “Soy fanático de Boca, lo vivo de manera especial. Que se quede tranquila la gente de Boca que voy a volver… pero a alentar, ja. Uno siempre sueña con volver a jugar, pero hay que ser autocrítico también, ya tengo 33 años y firmé por dos años más acá. Como te dije, estoy contento acá, soy feliz acá… Pero bueno, no cuesta nada soñar”, expresó en relación a su futuro.

Su pasado en Boca y las chicanas a River

“Jamás le gritaría un gol a Boca”, expresó el actual jugador de Jorge Wilstermann durante la previa de su visita a la Bombonera por fase de grupos en la Copa Libertadores 2019. El cariño por el club sigue vigente, a pesar de no haber dejado su huella como futbolista. Disputó un total de 158 encuentros oficiales donde convirtió 11 goles y ganó cuatro títulos: Recopa Sudamericana (2008), Aperturas 2008 y 2011 y la Copa Argentina 2012. En aquel triangular de desempate en 2008, convirtió un gol clave para el título pero no logró afirmarse nunca.

Si bien nunca le pudo convertir un gol al clásico rival, “Pochi” no duda en chicanear a sus amigos “millonarios”. Sobre la final en Madrid, contó: “Con el partido contra River perdí plata acá, un montón… Más allá de la chicana, estos clásicos son lindos, eso es lo lindo del fútbol argentino”. Y agregó: “A mí me cargan un montón los hinchas de River, me mandaban memes y todo eso. Yo les dije: ‘Cuando ustedes estaban descendiendo, yo estaba dando la vuelta en el 2011… No me mandaron más nada’, ja”.

Por último, analizó la derrota del 2018 y las posibilidades de volver a jugar: “Las cargadas es ida y vuelta, pero es muy doloroso el descenso. Nosotros perdimos una final histórica pero se puede volver a jugar”. Y sentenció: “Me acuerdo que durante el descenso de ellos tuvimos que ir a jugar un partido de verano, estaba el Chory Domínguez, todos… Pero las cargadas son con los hinchas, con los jugadores hay que ser respetuosos”.

Compartir en: