"Tenía una buena relación con Riquelme pero de un momento al otro nos distanciamos"

Un exjugador de Boca se refirió a su amistad con el 10 en el pasado.

Juan Román Riquelme tiene una personalidad especial. Es sincero, no le cuesta decir lo que piensa y siempre trata de enfrentarse a lo que cree que está mal. Con esa actitud, criticada por muchos a causa de la frialdad para manejarse, se sumó a Jorge Amor Ameal y Mario Pergolini en las elecciones presidenciales de diciembre pasado. Con el 53% de los votos triunfaron y lograron sacar a Daniel Angelici y compañía tras ocho años de mandato en la institución.

En diálogo con TNT Sports, Cristian Chávez contó distintas cosas en relación al actual vicepresidente segundo de Boca. El futbolista debuto en el club y se mantuvo entre 2005 y 2012, compartiendo plantel con el “10” desde el año 2007. “Con Román empezamos una buena relación, me llevaba al barrio porque vivía cerca. Yo le decía que me tomaba un colectivo, pero me llevaba hasta la puerta de mi casa. Todos lo miraban por el auto, me llevaba a todos lados. Íbamos a comer, todo. Es muy futbolero Román, todo el día hablando de fútbol, un jugadorazo”, expresó.

Pero si bien los unía una buena relación, de compañerismo y casi rozando la amistad, las cosas cambiaron. Con el paso del tiempo, se alejaron y no volvieron a ser los de antes. “Éramos así, pero después no sé qué paso, de un momento para el otro nos distanciamos, me dejó de saludar, de hablar. No sé por qué motivo. Hasta el día de hoy no sé por qué me dejó de hablar”, expresó el “Pochi” durante la entrevista.

Sus elogios a Román como jugador

Tras su tiempo en el club de la Ribera, el volante ofensivo jugó en Lanús (2013), Unión Española de Chile (2014), Arsenal de Sarandí (2015), Asteras de Grecia (2016) y actualmente, desde 2017, se encuentra en Jorge Wilstermann de Bolivia. En el Xeneize ganó cuatro títulos, ya que no sumó minutos en la Copa Libertadores 2007: la Recopa Sudamericana (2008), los Torneos Aperturas (2008 y 2011) y la Copa Argentina 2012.

Y a pesar de lo ocurrido entre el “Pochi” y Román, recordó aquella época donde se lucía como pocos: “Como jugador no se discute, fue el mejor que jugó en mi puesto. Cómo jugaba… Yo justo lo agarré en 2007, la descosía. Se aprende mucho, me ha enseñado y hablado un montón. Me dio muchos consejos, es increíble lo que hacía en la cancha”. Y agregó: “Fue tremendo lo que hizo en esa Copa Libertadores, en partidos bravos. La aguantaba, giraba, hacía goles. Por ahí no entrenaba dos o tres días, pero en el fin de semana te hacía dos goles, era increíble”.

Compartir en: