Alphonse Tchami recordó su tiempo en Boca: "Es el sueño de todo jugador"

El exjugador camerunés habló de su paso por el Xeneize, el cariño de la gente, la Bombonera y más.

Alphone Tchami no se olvida del club de la Ribera. Desde Francia, donde realiza la cuarentena junto a su familia, charló con Planeta Boca Juniors. Llegó a Boca en 1995 e hizo su debut oficial el 24 de febrero, por el Torneo Clausura. Jugó un total de 50 partidos oficiales, convirtió 11 goles y dejó un gran recuerdo en la gente. “Los hinchas de Boca me dan mucho cariño, no sé como explicarlo. Me llegan directamente al corazón. Pasan los años y continúa, yo siempre pienso en el club y en Argentina”, contó.

Hace pocos días, el camerunés se creó una cuenta de Instagram. Y la hinchada azul y oro aprovechó para demostrarle todo su amor por medio de las redes sociales. Más allá de esto, durante una extensa entrevista, recordó su tiempo en la institución: “Tengo un muy buen recuerdo de mi paso por el club, fue un momento especial para mi carrera jugar en Boca. No solamente jugar, sino también con la gente que estaba conmigo. Los hinchas, los compañeros… todos. Estuve muy contento”.

Al mismo tiempo habló del mítico estadio ubicado en Brandsen 805. Hace unos años volvió a visitarla y en esta ocasión, la llenó de elogios: “Era especial salir a la Bombonera. Tuve la oportunidad de jugar en muchos estadios pero ese es especial, es difícil explicarlo”. Y agregó: “Es cierto que tiembla cuando la hinchada salta y cantan todos juntos. Es difícil para explicar lo que sentía cuando estaba en el campo de juego. Es el sueño de cada jugador, estar en un club como Boca”.

Sus anécdotas con Maradona y Márcico en Boca

Más allá de lo vivido como futbolista, también habló de los momentos pasados con grandes jugadores del club. En primer lugar, Tchami recordó cómo vivió la llegada de Diego Maradona: “Tengo un gran recuerdo grabado de él, era un sueño. Cuando Márcico me dijo que iba a volver a Boca, no lo podía creer. Cuando llegó, nunca lo había visto, era la primera vez. Se puso a hablar conmigo sobre el partido de la Copa del Mundo entre Argentina y Camerún”. Y añadió: “Tengo muy buenos momentos con el Diego y fue un sueño muy grande jugar con él”.

Además, se refirió a la gran relación que lo une con Márcico: “Conozco al Beto desde Francia, en Toulouse. Yo siempre miraba el campeonato francés. Pero cuando estaba en Boca, me facilitó muchas cosas. Para estar con los jugadores, para saber las tradiciones. Me ayudó a acostumbrarme a estar en el club”. Y sentenció entre risas: “También con la comunicación con mis compañeros y hasta ayudarme a tomar champagne, era la primera vez de mi vida”.

Compartir en: