Sebastián Battaglia, sus inicios como jugador y el recuerdo en Boca

El exjugador habló de sus primeros pasos en el fútbol y en el Xeneize.

Sebastián Battaglia no es un jugador más para la historia dorada del club de la Ribera. Pero más allá de todos los títulos y partidos ganados durante su tiempo en la institución, era solo un niño cuando comenzó a dar sus primeros pasos en Santa Fe. “Veo un chico que sabía lo que quería, que buscaba una posibilidad de estar en un equipo que compita en AFA. Yo jugaba en clubes de mi ciudad, había tenido varias pruebas y nunca quedaba. Siempre fui un apasionado del fútbol que buscaba ser jugador profesional”, contó en diálogo con TyC Sports.

Más allá de sus recuerdos cuando jugaba a la pelota en la Liga Santafecina, también recordó cómo fue su llegada al club. Si bien nadie sabía que lograría esa gran cantidad de títulos, su arribo peligró fuertemente en un principio: “En realidad yo primero fui a probarme a Central y después a Newell’s“. Y agregó: “Habíamos quedado un par de chicos en San Lorenzo pero mientras esperábamos por el tema de la pensión, apareció Boca y no dudé. Enseguida le dije que sí, por lo que era el equipo en ese momento”.

A la hora de su llegada, contó que no tuvo la oportunidad de cruzar palabra con el “Virrey“. “En realidad el primer contacto fue con el Profe Santella, Carlos Ischia y el Toti Veglio porque (Carlos) Bianchi estaba comentando el mundial de Francia 1998″. Y agregó en relación a ese cruce en la etapa de preparación: “Se sumó más tarde con nosotros pero en esa pretemporada fue el primer encuentro y de entrada la impresión fue la mejor”.

Sus primeros pasos y el quiebre en Boca para convertirse en el más ganador

El “León” hizo las inferiores en la institución y debutó el 31 de mayo de 1998 ante Gimnasia y Tiro por el Torneo Clausura. Aquel año solo jugó cuatro partidos y partió rumbo a España: “En ese momento Alfredo Berti estaba lesionado del tobillo por eso Carlos me vino a hablar. Yo tenía la posibilidad de irme a Badajoz, a préstamo sin cargo y sin opción. Él me dice que vaya para tener más competencia”. Y contó: “Cuando llegué, el técnico no me quería porque era muy joven. Estuve solo un mes y me volví. Al final terminé jugando acá los últimos cinco partidos del campeonato que ganamos en 1999”. 

Battaglia disputó 313 encuentros oficiales con la azul y oro, convirtió 24 goles y ganó 17 títulos. Pero en aquel momento, él no sabía que estaba para grandes cosas. Y no sabe cuando se dio el gran quiebre: “No tengo por ahí un recuerdo de un hecho puntual. Sí me acuerdo que todo se dio muy rápido. Siempre luché para estar en el equipo que iniciaba el partido, de a poquito me fui ganando un lugar y las cosas se fueron dando”. Y sentenció: “La verdad se dio una cosa muy linda que fue ganar muchos campeonatos”.

Compartir en: