Se cumplen 8 años de un golazo histórico de Riquelme en la Copa Libertadores

El ídolo de Boca y una función más en el torneo continental.

La influencia de Juan Román Riquelme en Boca Juniors es innegable. Pero el enganche no solo fue importante para el Xeneize, el equipo de sus amores. Se trata de uno de los futbolistas más determinantes de la historia de la Copa Libertadores. Ganó tres ediciones y jugó un total de cuatro finales. Dominó la competencia durante toda su carrera y dejó un lugar en el torneo continental más difícil que existe. Por eso se ganó la admiración de todos.

Este 9 de mayo se cumplen 8 años de una función especial del ídolo en la Copa. En el partido de vuelta de los octavos de final, el conjunto azul y oro visitó a Unión Española en Chile. La ida fue un triunfo por 2-1 que le permitía estar cómodos a los dirigidos por Julio César Falcioni. Y todo comenzó bien: Juan Manuel Insaurralde y Pablo Mouche adelantaron al visitante y descontó Pineda para el 2-1 parcial. Pero había tiempo para más.

En un contragolpe letal, Juan Román Riquelme recibió la pelota de frente al arco con tres rivales marcándolo. A pura gambeta, el enganche los eludió y cruzó su remate para marcar un verdadero golazo que quedó en la memoria de todos los hinchas. Otra acción mágica del capitán y referente. Más tarde, Agustín Orion atajó un penal y finalmente Jaime puso el 3-2 final para que Boca acceda a los cuartos de final del certamen.

El camino a la final

La formación de aquella noche fue: Agustín Orion; Facundo Roncaglia, Rolando Schiavi, Juan Manuel Insaurralde, Clemente Rodríguez; Diego Rivero, Cristian Erbes, Walter Erviti; Juan Román Riquelme; Pablo Mouche y Darío Cvitanich. En cuartos, el Xeneize se enfrentó a Fluminense de Brasil: ganó por 1-0 en la ida e igualó sobre la hora en la vuelta por 1-1. Así se metió entre los cuatro mejores de América en esa edición.

La semifinal parecía difícil pero se resolvió de forma cómoda para Boca: fue un 2-0 letal en la ida y un empate sin goles en la vuelta frente a Universidad de Chile. El cierre de esta competencia no fue lo esperado por el conjunto azul y oro. La final frente a Corinthians estuvo cargada de decepciones. Fue 1-1 en la ida y 0-2 en la vuelta para el título del “Timao”. Luego, en los vestuarios, Riquelme anunció su partida del club.

Compartir en: