Aníbal Matellán, duro con varios exjugadores: "Me llevé una desilusión"

El campeón del mundo, que formó parte de la Secretaría Técnica de Burdisso, disparó contra tres futbolistas.

Aníbal Matellán llegó a los 15 años, hizo las inferiores en Boca Juniors y debutó profesionalmente bajo las órdenes de Carlos Bilardo. Su presentación oficial fue en septiembre de 1996, por la Supercopa, en la goleada por 3-0 ante Argentinos. Disputó un total de 132 partidos oficiales, marcó tres goles y ganó siete títulos, tres locales y cuatro internacionales, todos bajo las órdenes de Carlos Bianchi.

Durante su trayectoria como futbolista pasó por equipos como el Schalke 04, Getafe y Arsenal de Sarandí, entre otros. Pero, luego de retirarse, realizó el curso de entrenador y recibió el título que otorga la Asociación de Técnicos del Fútbol Argentino (ATFA) junto a Rodolfo Arruabarrena. Pero, más allá de su preparación, regresó a la institución de la Ribera para formar parte de la secretaría técnica del fútbol profesional y amateur en 2019.

Su tiempo en Boca junto a Nicolás Burdisso

Ambos arribaron al club a principios del 2019, luego de la final perdida en Madrid. El Xeneize necesitaba cambios, no sólo en lo futbolístico sino también en lo institucional. Por eso, Daniel Angelici resolvió contratar a Nicolás Burdisso, multicampeón en la institución, como director deportivo. Su trabajo se vio atravesado por un mal momento y ante esto, Matellán expresó en diálogo con Mundo Boca Radio: “Fuimos a buscar varios jugadores y muchos nos dijeron que no”.

Al mismo tiempo, el exjugador se refirió a tres jugadores específicos: Darío Benedetto, Nahitan Nández y Cristian Pavón. “Yo me llevé una desilusión cuando escuché a jugadores decirnos que se querían ir y no era un tema económico. Son situaciones que se dieron y los resultados estuvieron a la vista”, disparó duramente. Y agregó en relación al tema: “Cuando llegamos vimos jugadores desgastados, nos decían que se querían ir. Hay que tener mucha cabeza y mucha personalidad para jugar en Boca“.

De todas formas remarcó que la final y semifinal disputadas ante River repercutieron y desgastaron a muchos. Pero sentenció con seguridad: “Ser jugador de Boca es una de las mejores cosas que te pueden pasar pero hay un desgaste mental y físico. Hay jugadores que dicen que quieren jugar de por vida en el club y otros que inconscientemente dicen me quiero ir, por más que sean crack y muy queridos. Y de hecho nos ha pasado, en un punto los entiendo”.

La nota completa:

Compartir en: