Es argentino, representa a México y sueña con jugar en Boca como su papá: "Soy fan y es mi meta"

Es una de las promesas de la selección mexicana, pero nació en Argentina y quiere jugar en Boca como hizo su papá.

Para los hijos de los jugadores de fútbol, imitar a sus padres y lograr convertirse en profesionales es un desafío doble, pues siempre están latentes las comparaciones. Pero para Santiago Giménez eso no es problema. No solo tiene el objetivo de triunfar en el fútbol, sino que quiere seguir los pasos de su padre y jugar en el que club del que es hincha: Boca. El hijo de Christian Giménez, conocido popularmente como el Chaco, habló de sus ganas de jugar en Boca y de su futuro en la Selección de México.

Pasión por Boca

“Soy fan de Boca, mi meta es jugar algún día en ese equipo por lo que representó para mi padre”, dijo Giménez en diálogo con EFE. Santiago nació el 18 de abril de 2001 en Buenos Aires, cuando el Chaco vivía su mejor momento en el Boca de Carlos Bianchi, con el que ganó la Copa Libertadores en dos ocasiones. Por eso, Santiago anhela seguir el camino de papá Christian y ponerse alguna vez la camiseta azul y oro. Como hace en las tribunas de La Bombonera cuando puede ir. Pero eso sí. Todo a su tiempo.

El futuro de Santiago Giménez

“Por ahora a corto plazo quiero ganar cosas en Cruz Azul, luego irme a Europa y de ahí brincar a jugar en Argentina”, aseguró el hijo del Chaco. Giménez se fue de muy chico a México, donde su papá hizo la mayor parte de su carrera. Se formó en las juveniles del Cruz Azul, donde ya debutó en primera. En apenas 14 partidos jugados con la camiseta del club mexicano, Santiago Giménez ya marcó dos goles. Y apunta como una de las grandes promesas del club.

Giménez es un delantero de buen porte y elegante zurda. Su doble nacionalidad hace que pueda elegir a que selección representar, pero él ya tomó una decisión. Quiere jugar para México. Es lógico, pues si bien nació en Argentina, a los 3 años su familia se mudó al país del norte y vivió toda su vida allí. Santiago ya vistió la camiseta de la selección mexicana a nivel juvenil. Y hasta mostró sus condiciones allí marcando un gran gol de tiro libre.

Christian Giménez jugó 87 partidos con la camiseta de Boca y marcó 10 goles. El Chaco debutó de la mano de Bianchi. Y fue ganando terreno hasta convertirse en un jugador importante en la ofensiva del equipo que ganó la Copa Libertadores en 2001. Luego se fue a Unión. Más tarde a Independiente. Aunque encontró su lugar en el mundo en México. Brilló especialmente en Pachuca y Cruz Azul y hasta se puso la camiseta de la Selección mexicana como su hijo.

Compartir en: