Los 10 mejores goles de Darío Benedetto en Boca

El delantero, hoy en Olympique de Marsella, mostró toda su calidad vistiendo la azul y oro.

Tras el retiro de Martín Palermo, los hinchas del club de la Ribera creían que sería imposible volver algo parecido a lo que hizo el “Titán” durante su etapa más dorada. Y luego de la llegada de Darío Benedetto, con bajos rendimientos y seis partidos sin marcar, parecía que la historia seguiría igual. Pero el delantero, que hoy celebra sus 30 años, dio un brusco giro y demostró que la camiseta con la “9” en la espalda no le pesó en lo absoluto.

Durante su tiempo en Boca Juniors, el “Pipa” disputó 76 encuentros oficiales. Convirtió un total de 45 tanto (con un promedio de 0,59 por partido) y ganó tres títulos locales: el Campeonato 2016/17, la Superliga Argentina 2017/2018 y la Supercopa ante Central, unos meses antes de irse, en 2019. Mostró toda su jerarquía, calidad técnica y capacidad goleadora en las tres temporadas. Y rápidamente, más allá de las anotaciones, se convirtió en uno de los jugadores más queridos del plantel.

Sus mejores goles en Boca

Sin duda alguna, el delantero nacido en Berazategui fue clave en muchos de los títulos que consiguió el equipo de Guillermo Barros Schelotto. Y también en aquellos que no pudo conseguir. En tres años vistiendo la azul y oro, marcó goles de todos los colores. Por supuesto, uno de los más recordados es el primero ante Quilmes por el torneo: Peruzzi mete un centro al ras y de taco, Benedetto la levanta por encima del arquero en la Bombonera.

En ese campeonato, el primer conseguido por él, convirtió grandes anotaciones que quedarán grabadas en la retina de los hinchas. Ante San Lorenzo, en el Nuevo Gasómetro, la picó por encima del arquero ante de un desgarro muscular que lo relegó por varios partidos. También convirtió haciendo una vaselina ante Rosario Central en el estadio de Brandsen tras la salida de Sosa.

El juego de ese equipo era muy vistoso. Ante Vélez, en Liniers, el equipo se lució y la asociación con Cristian Pavón se hizo cada vez más repetitiva. Durante un partido complicado frente a Newell’s, en la Bombonera, decidió dejar el área para mostrar su gran remate desde afuera: fuerte y al ras, imposible para el portero rival. Y cómo olvidar el recordado gol a Huracán, en Parque Patricios, faltando 15 minutos. La tomó, gambeteó entre tres y festejó. “Denme una, una que la meto”, le gritó a sus compañeros lleno de confianza.

El “9” le convirtió a todos los clásicos. Independiente, no iba a ser la excepción. En uno de los mejores partidos del equipo, cuando más necesitaba demostrar, goleó al equipo de Holan por 3-0. Marcó de penal y el tercero: recibió en el área, se giró ante la marca y definió ante la salida de Campaña. Y hasta también marcó de formas peculiares: frente al “Fortín”, tras un nuevo centro de “Kichan”, recibió un rebote y recibió haciendo un escorpión fenomenal.

Los últimos dos goles son, sin duda alguna, de los más recordados en el Xeneize. Uno al principio del camino y el otro, al final. El primero es el segundo de la goleada ante el “Cervecero“: la tomó en tres cuartos de cancha y la clavó en el ángulo. Y el segundo se dio en la Copa Libertadores del 2018, durante las semifinales ante Palmeiras. Si bien convirtió tres goles en dos partidos, el 2-0 en la Bombonera es muy recordado: recibió entre tres, la pisó en un giró, se acomodó y remató pegado al palo.

Repasalos todos:

Compartir en: