Los secretos de Benedetto para su potente pegada

El exjugador de Boca contó cómo trabaja su formidable golpeo de pelota.

A la hora de definir futbolísticamente a Darío Benedetto, las características son claras. Se trata de un delantero con mucha capacidad goleadora pero una gran técnica. A diferencia de otros en su puesto, es un jugador que suele participar en el armado de las jugadas. Y que colabora con la presión alta, marcando a los defensores cuando tienen la pelota. Además, claro está, tiene un factor fundamental: su potente pegada.

Esto es algo que el “Pipa” reconoce y que explotó, no solo en Boca, sino en todos los clubes donde le tocó jugar. Y le pasa ahora en Marsella. “La verdad que me encanta pegarle fuerte. Yo siempre lo digo. Y hasta el día de hoy el entrenador del Marsella, André Villas-Boas, quiere que coloque la pelota. Y yo le digo que no puedo. No sé colocar una pelota. Lo mío tiene que ser fuerte. Toda la vida pateé fuerte“, dijo.

“Toda la vida me sentí más cómodo dándole dirección a la pelota pegándole fuerte, no tanto a colocar. Por ahí a otro se le hace más fácil eso, a mí pegarle fuerte y darle la dirección donde uno quiere que vaya”, añadió el goleador. En Boca tiene un recuerdo imborrable: con un potente remate desde larga distancia le marcó un golazo a Quilmes. Y precisamente ese fue el momento donde se destapó como goleador en el Xeneize.

Su entrenamiento en Arsenal

En Arsenal me ponía todos los días a pegarle solo a la pelota de afuera del área. Como si fuese un tiro libre pero le pegaba. Como en el gol de Mineiro. Todos los días me quedaba después de la práctica y le pegaba y le pegaba…”, contó. Y agregó: “Gerlo me jodía y me decía: ‘Vení, sentate, que te vas a sacar el cuadriceps’, jaja. Me jodía con eso porque me quedaba todos los días”. Así fue como Benedetto moldeó su golpeo.

“Me gusta, es algo que tengo: no dudar y pegarle. Hasta el día de hoy me pasa”, sentenció el “Pipa” en su charla con TyC Sports. “Lo aprendí más de grande, durante mi carrera aprendí muchas cosas: a aguantar una pelota, cosas de táctica. Tampoco soy Fernando Gago que es un técnico dentro de la cancha, pero fui aprendiendo cosas. Nunca me relajé ni me estanqué con lo que sabía hacer” cerró. Así fue como logró tantos éxitos.

Compartir en: