¿Cómo es Tevez como líder? Habló Magallán

El defensor definió a Carlitos como referente de grupo en Boca.

Carlos Tevez marcó el paso de Lisandro Magallán por Boca. El defensor lo recuerda con mucho cariño en su ciclo en el Xeneize. Y recordó un comentario elogioso del capitán para con su figura. “Carlos notó la evolución mía. Cuando volvió en 2018 después de irse a China, independientemente de mis cualidades como jugador, notó la maduración personal mía. De personalidad, de carácter“, contó el defensor del Deportivo Alavés.

“En definitiva, eso es lo que creo que quería él como referente que tengan sus defensores, como yo también quiero mis delanteros tengan ese hambre de gol que tiene Carlos”, explicó “Licha”. “Él notó eso mío, esa maduración que tuve en el tiempo en que él estuvo en China, y lo expuso mediáticamente. Y bueno, la trascendencia que tiene Carlitos en Boca es impresionante. Lo que diga él lo va a repetir todo el país. En ese momento me preguntaban mucho mis amigos y en las entrevistas sobre eso”, añadió el futbolista de 26 años.

“Yo interiormente no podía ver ese cambio, no podía percibirlo. Yo me sentía como que estaba igual. Pero se ve que la impresión que le causé a él y a otros compañeros fue diferente”, admitió el central sobre ese aspecto en particular que notó el “Apache”. “Y eso por ahí también fue lo que me hizo convencerlo a Guillermo de que me considere entre los once titulares”, sentenció en una entrevista concedida a Fox Sports.

El rol de Tevez

¿Cómo es Tevez en un vestuario como el de Boca? Magallán solo tuvo buenas palabras para el ídolo. “Es un líder ganador. Tiene una experiencia impresionante. Su trayectoria. Ha vivido un montón de cosas y es importante en un líder haber transitado diferentes situaciones”, profundizó. “Y después, la calidad como futbolista, que eso es innegable. La tuvo siempre y la sigue teniendo”, manifestó el originario de La Plata.

“Para mí es un ganador y es una de las cosas que me gustan de él”, sostuvo Magallán sobre lo que implica la figura de Tevez en el fútbol argentino. “Tenía ese hambre de hacer goles y que el equipo gane. Porque, en definitiva, si bien en los últimos partidos no le tocaba ser titular, él trataba de transmitir la ambición de ganar siempre. Intentaba coordinar un poco el vestuario para formar ese hambre de gloria”, cerró Lisandro.

Compartir en: