El recuerdo de la lesión de Gago en Madrid: "Nos rompió el alma"

Un exjugador de Boca se refirió a lo ocurrido con el volante en el vestuario.

La final de Copa Libertadores que se disputó en el Santiago Bernabéu dejó una marca imborrable tanto para los jugadores y cuerpo técnico como para los hinchas. Pero más allá de quién triunfó aquel día en Madrid, Fernando Gago vivió un momento difícil tras volver a romperse el talón de Aquiles a pocos minutos de su ingreso. En varias oportunidades, sus compañeros recordaron aquel momento y fue Carlos Lampe quien revivió lo ocurrido dentro del vestuario.

En diálogo con TNT Sports, el exarquero de Boca contó: “Fue muy duro lo que le pasó a Gago. A mí se me cayeron las lágrimas y uno de los motivos fundamentales fue lo que le pasó a Fernando. Le tocó entrar y lesionarse de esa manera, salir en un partido donde no habían cambios. Fue un momento duro para uno, ni siquiera como jugador, te hablo como ser humano. Ver como un compañero se lesiona y que no pueda hacer el cambio”. Y agregó: “Ver su tristeza al salir de la cancha, en una pierna. Si hubiera podido jugar, habría seguido. Pero en esas condiciones no se quiere, por más que uno quiera”.

Al mismo tiempo, se refirió a cómo fue el anuncio de “Pintita“: “Pasó un rato largo después de estar con el médico. Pudo pensar, meditar y eso fue lo que nos dijo. Nos avisó que no iba a jugar más al fútbol. Se nos partió el alma a nosotros”. Y sentenció en relación a su regreso a las canchas jugando para Vélez: “Creo que es un ejemplo, a pesar de las lesiones ha vuelto. El apoyo de su familia fue fundamental para que revise la decisión que había tomado y pueda volver a hacer lo que más le gusta. Le quedan años para seguir, disfrutar y hacer lo que más sabe, que es jugar al fútbol”.

Su recuerdo en el club

El arquero de la Selección de Bolivia arribó a la institución a mediados del 2018 luego de que Esteban Andrada sufriera la fractura en su mandíbula durante el duelo de Libertadores ante Cruzeiro. Pero, tras su recuperación, no dudó en dejar la institución: “Iba a ser muy difícil cuando se recuperó Esteban. Creo que Marcos (Díaz) iba a llegar al club también, con el pase libre. Iba a ser complicado para mí. Andrada terminó con un buen nivel, es un gran arquero. Había sido lindo pero iba a ser difícil seguir”.

Al mismo tiempo, Lampe recordó cómo fue su paso por la institución: “Boca se disfruta mucho y a la vez te desgasta, te estresa mucho. Se disfruta porque es un mundo aparte, la gente te lo hace sentir y vivir de otra manera. No entendés lo locos que están a veces. Y el estrés viene porque tenés la obligación de darles los resultados”. Y sentenció: “Nunca tuve la posibilidad de estar en la Bombonera antes. Tenía ganas de ir, conocer lo que se siente. Tenés a los hinchas muy cerca, tres pisos saltando todo el partido, son muy particulares”.

Compartir en: