¿Cuál fue el rival que le costó marcar más a Lisandro López?

El defensor central contestó las preguntas de los hinchas en el Sitio Oficial.

Lisandro López arribó al club de la Ribera a principios del año pasado. Su debut oficial fue el 3 de febrero, en la victoria por 2-0 ante Godoy Cruz, por la Superliga Argentina. Su presentación fue a los pocos días y desde aquel momento, salvo por lesiones o suspensiones, nunca más dejó el equipo. Ni con Gustavo Alfaro al mando y tampoco con Miguel Ángel Russo que solo debió reemplazarlo cuando sufrió una fractura en uno de sus pies.

En diálogo con el Sitio Oficial, “Licha” habló del aislamiento obligatorio a causa de la pandemia por COVID-19. Para él, en relación a la dolencia que lo relegó, fue de gran ayuda: “Una de las cosas positivas de esta cuarentena fue que me pude recuperar de la lesión. Si bien necesitaba ocho semanas, en mi caso demoré un poco más porque todavía dolores. En total fueron 12 semanas. Pude recuperarme bien. Extraño entrenar, jugar”.

En 40 partidos vistiendo la azul y oro, marcó cinco goles de cabeza. A lo largo de su carrera, disputó 271 encuentros y convirtió 34 tantos. Sobre esto, explicó: “Tuve la suerte y la posibilidad de hacer muchos goles en inferiores y también a nivel profesional. Creo que es algo que se trabaja”. Y contó una anécdota: “Desde chiquito mi viejo me llevaba a la plaza, me ponía una media, la colgaba en el árbol y me ayudaba a cabecear. También en la academia, el técnico que teníamos hacía muchos trabajos defensivos y ofensivos para cabecear, nos enseñó mucho. Obviamente fui mejorando con el paso de los años y la experiencia”.

El jugador que más le costó marcar y la importancia de Boca en el Viejo Continente

López tiene una extensa trayectoria tras su debut, en 2008, jugando para Chacarita. Pasó por clubes como Arsenal, Benfica, Getafe, Inter de Milan y Genoa. Pero a la hora de elegir a su rival más complicado, no duda: “Creo que el jugador que más me costó marcar, en un partido que jugamos contra el Barcelona, fue (Lionel) Messi. Y también elogió: “De mis compañeros hay varios. Tenemos un plantel con excelentes individualidades. Pero creo que si tengo un mano a mano con Bebelo Reynoso o Salvio, la tengo difícil”.

Además habló de la importancia del club de la Ribera en el exterior: “En Europa se habla mucho de Boca. En mi paso por Benfica tuve de compañero a Nico Gaitán y muchos jugadores le preguntaban sobre el club. Muchos veían y ven a Boca, se conoce la dimensión que tiene el club. Por eso muchos jugadores quieren venir y otros quieren conocer la Bombonera”. Y ante la consulta de Carlos Izquierdoz, sentenció: “¿Quién es el jugador más vago del plantel? Pará, Cali. ¿Vos querés que cuando volvamos a entrenar me maten? Ninguno. Todos se matan, por eso somos los últimos campeones”.

Compartir en: