Ledesma y el recuerdo de la semifinal ante River: "Bianchi me lo hizo vivir como un entrenamiento"

El volante habló de la importancia del "Virrey" en el equipo, su pasado en Boca y más.

Pablo Ledesma no tuvo el mejor final en el club de la Ribera. De todas formas, durante sus años más dorados, grabó su nombre en la historia de Boca Juniors. El nacido en La Falda disputó un total de 236 encuentros oficiales y marcó 17 tantos. Además fue multicampeón en la institución consiguiendo ocho títulos, cuatro locales y cuatro internacionales. Entre los más destacados aparecen las Sudamericanas 2004 y 2005, la Recopa 2006 y la Libertadores 2007.

En una entrevista realizada por TyC Sports, el volante que hoy se encuentra en Alvarado de Mar del Plata recordó su tiempo en la institución: “Hoy empiezo a ver las cosas de otra manera, a valorar mucho más. En ese momento no era consciente de lo que vivía, me parecía todo natural y normal, con el correr de los años me di cuenta que no era tan así”. Y agregó: “Fueron momentos únicos e irrepetibles en mi carrera, tuve la suerte que me tocó estar en un gran club, en un momento muy exitoso, con camada de jugadores únicos e irrepetibles, fui un privilegiado. Me emociono mucho cuando veo las imágenes y lo valoro cada vez más”.

Ante el debate entre Carlos Bianchi y Marcelo Gallardo, expresó: “Es difícil hacer una comparación, creo que estamos ante dos fenómenos, dos grandísimos entrenadores. Tuve la suerte de trabajar con Carlos, me dio la posibilidad de debutar en Boca y lo voy a estar siempre agradecido”. Y realizó un paralelismo entre ambos: “Era motivador, tenía un mensaje simple, generaba respeto y admiración. Cuando escucho hablar al jugador de River, habla con esa misma admiración y respecto de Gallardo. Cada uno ha conseguido sus logros, sus títulos, no es fácil, muy meritorio de los dos”.

El recuerdo de los penales ante River

En diálogo con Presión Alta, por TyC Sports, recordó su paso por Boca y los momentos vividos junto a un plantel que quedó en las páginas doradas del club. Y entre tantas anécdotas se refirió a la agónica semifinal frente a River, por Copa Libertadores: “Tenía 20 años y un puñado de partidos en Primera. Para esa serie se había generado un clima de mucha tensión, una atmósfera importante, ya que era la primera vez que los clásicos rivales se enfrentaban en una instancia de semifinales”.

Sumó minutos en el Monumental y a pesar de ser muy joven, demostró su personalidad: “Entré el partido como si nada pasase, Carlos Bianchi me lo hizo vivir como si fuera un entrenamiento realmente”. Y recordó en relación a la conversación previa con el DT: “Fueron las palabras indicadas en el momento correcto. Un poco por lo que Carlos me transmitió y un poco por mi juventud no fui consciente de lo que me tocaba vivir”.

Tras la “gallinita” de Carlos Tevez, llegó la hora de los penales. Patearon Rolando Schiavi, Pablo Álvarez, Nicolás Burdisso y, por supuesto, Ledesma: “Cuando me tocó patear el tercero no me lo esperaba, pensé que el último que iba a patear era yo. Ser joven me ayudó mucho porque no fui consciente en ese momento, no me di cuenta”. El resto es historia: Roberto Abbondanzieri le atajó un penal a Maximiliano López y el equipo del “Virrey” pasó a la final.

Compartir en: