Lisandro López y una gran anécdota con De Rossi

El zaguero recordó un momento vivido con el jugador italiano en la Bombonera.

Sin duda alguna, Daniele De Rossi sacudió el mundo Boca con su llegada a mediados del año pasado. Si bien en un principio parecían rumores y algo poco real, su incorporación terminó tomando cada vez más fuerza. Su arribo al país, ante un aeropuerto repleto de hinchas Xeneizes, fue la frutilla del postre. Y si bien estuvo sólo seis meses, se llevó muchos recuerdos del club de la Ribera. Lisandro López recordó una de las tantas anécdotas que tuvo con el “Tano”.

En diálogo con el Sitio Oficial, un hincha de la institución le consultó si tenía algo que contar en relación al tiempo del Romano en la institución. Entre risas, “Licha” recordó: “Tengo una anécdota con De Rossi. Cuando nos toca jugar con Athletico Paranaense, el semestre pasado, yo en la pretemporada me lesiono. Cuando volvemos, me perdí ida y vuelta de octavos contra ellos”. Y continuó: “Durante el partido en la Bombonera, el de la vuelta, era el primero en el que Daniele iba a la cancha. Si bien no fue convocado porque recién llegaba, me acuerdo que fuimos los dos juntos al palco”.

Sin duda, como cada noche de Copa Libertadores, lo vivido en el estadio de Brandsen 805 era más que especial. Por eso, durante la previa, el zaguero central contó: “Íbamos caminando y cuando salimos para la calle, para entrar al palco, se escuchaba a la gente como si estuviésemos en la tribuna, adentro de la cancha. Y cuando salimos, se frena, me mira y me dice: ‘Amigo, yo cinco minutos acá y roja’. Nos empezamos a reír y le di un abrazo. Tengo los mejores refuerzos con él”.

Su recuerdo en la Bombonera

Cada jugador del mundo ansía con pisar alguna vez el verde césped del mítico estadio de La Boca. O por lo menos visitar el estadio y vivir la fiesta que se da en las tribunas. Así lo dejaron en claro jugadores como Alisson Becker, Dani Alves y Edinson Cavani, entre otros. Por eso, a la hora de recordar su primera vez en la Bombonera, López expresó: “Cuando fuimos con Arsenal a la Bombonera, en el torneo que fuimos campeones, más o menos a los 40 minutos del segundo tiempo íbamos ganando 3-0″.

Y aquella vez vivió algo, sin duda alguna, inolvidable como jugador profesional: “Faltaban cinco para que termine el partido y era increíble como cantaba la gente de Boca. Explotó la cancha y al otro día nos acordábamos de eso con todos los chicos en el vestuario. Hablábamos de eso. Parecía que Boca iba ganando 5-0 por como cantaba y alentaba la hinchada”. Por último se refirió a cómo es estar del otro lado, vistiendo la azul y oro: “De este lado puedo decir que soy un privilegiado, disfruto al máximo cada vez que me toca jugar en la Bombonera y también disfruto ponerme todos los días la ropa de entrenamiento”.

La entrevista:

Compartir en: