Pablo Ledesma sobre su pelea con Orion: "Nadie va a poder decir que soy un mal tipo"

El volante cordobés recordó el enfrentamiento con el arquero durante su tiempo en Boca.

Se dio a principios del 2014, puertas adentro del club de la Ribera. De todas formas, los rumores se hicieron presentes en el exterior y estalló el vestuario que en ese momento comandaba Carlos Bianchi. Pablo Ledesma y Agustín Orion se pelaron dentro del vestuario luego de que el volante acusara al arquero de filtrar información a la prensa. El ambiente estaba muy tenso y un año después, el actual jugador de Alvarado, volvió a disparar: “Todos sabemos quién es el buchón”.

Ahora, varios años más tarde, en diálogo con TyC Sports, el cordobés volvió a referirse al tema: “Son cosas que pasan, no solamente en ese club y en ese vestuario. Pasa habitualmente. Fue un momento que me tocó vivir, no me arrepiento absolutamente de nada. Me fui de Boca habiendo hecho todo lo que pude adentro de la cancha y habiendo hecho todo le quise afuera también”. Y agregó: “En ese club todos saben cómo me he manejado siempre, quién es Pablo Ledesma y en los diferentes clubes por los que pasé, también lo saben”.

Al mismo tiempo, con algo de delicadeza, el futbolista de 36 años remarcó su honestidad para manejarse entre sus compañeros y se diferenció ¿de Orion? “Podrán decir que soy un burro, que le pego con las dos piernas juntas, no hay ningún problema. Pero ninguno va a poder decir que yo soy un mal tipo o tenía mala leche, o que me he manejado mal. Y si lo dicen no será real y lo tendrán que probar. Me he manejado siempre bien y tengo las puertas abiertas en Boca”.

El no arrepentimiento y la molestia por las filtraciones

El nacido en La Falda disputó un total de 410 partidos a lo largo de su carrera donde convirtió 29 goles. En el club de la Ribera jugó 236 encuentros oficiales y marcó 17 tantos. Además fue multicampeón en la institución consiguiendo ocho títulos, cuatro locales y cuatro internacionales. Entre los más destacados aparecen las Sudamericanas 2004 y 2005, la Recopa 2006 y la Libertadores 2007.

Sobre el tema con Orion, Ledesma añadió: “Hemos seguido compartiendo plantel después de eso, normalmente y fue un episodio que pasó. Quedó claro quién era cada uno y nada más, ya está”. Y sentenció: “En ese momento se filtraban cosas del vestuario y eso no está bien. A mí me enseñaron siempre que el vestuario es sagrado y yo lo único que hice, en una conferencia, fue preguntarle al periodista quién había sido el que habló. No quería quedar pegado en algo que yo nunca hice ni haría jamás, para que no se me involucrara en algo que no era correcto”.

Compartir en: