Mercado de pases en Boca: con la cabeza en la Libertadores

La Copa se jugará y desde la dirigencia deberán reforzar el plantel pensando en el máximo objetivo.

“Si para terminar la Libertadores hay que jugar el 30 de diciembre y el 1° de enero, lo vamos a hacer y se jugará sin público”, expresó hace unos días Alejandro Domínguez, presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol. De esta manera, el máximo dirigente dejó en claro que la continuidad de las competencias no está en duda y desde Boca comenzó la preocupación. No sólo por la falta de ritmo futbolístico sino también por el mercado.

Miguel Ángel Russo se muestra contento con el plantel que tiene pero, en varias ocasiones, expresó que pensando en la competencia internacional serían necesarios refuerzos para completar algunos puestos. Por eso, el anuncio de Domínguez trae un nuevo dolor de cabeza puertas adentro. Principalmente porque la crisis económica y financiera a causa del coronavirus de acrecienta día a día. Y las arcas de la institución no se encuentran rebasadas de dinero para gastar.

La principal prioridad del Consejo de Fútbol y el entrenador es mantener la base del equipo que fue campeón por la Superliga Argentina. Para eso deberán renovar los contratos de Carlos Tevez, Mauro Zárate y Franco Soldano. Además, hay que tener en cuenta que el DT ya perdió dos futbolistas de cara al futuro: Marcos Díaz, por decisión de Russo y Junior Alonso, titular en el último tiempo, por cuestiones personales.

La defensa, ¿dos lugares apuntados?

Tras resolverse las cuestiones de los tres futbolistas anteriormente nombrados, el gran apuntado por Juan Román Riquelme es Mauricio Isla. El futbolista chileno llegaría para competir directamente en el lateral derecho que hoy ocupa Julio Buffarini. Y si bien el exSan Lorenzo tuvo buenos rendimientos en el primer semestre del año, creen que hace falta mayor jerarquía defensiva. Libre, con el pase en su poder y las charlas iniciadas se encamina a ser el primero en llegar.

En segundo lugar, la zaga central. Carlos Izquierdoz y Lisandro López recibieron muy pocos goles, teniendo un interesante nivel durante el año pasado. Pero, ante la salida de Junior Alonso, pocas variantes quedan ante las posibles lesiones. Carlos Zambrano y Gastón Ávila aparecen como opciones pero solo el juvenil, de estos cuatro nombres, juega de segundo marcador central. El nombre de Marcos Rojo tomó fuerza en las últimas semanas pero lo económico es el impedimento principal.

El mediocampo, ¿sin refuerzos?

Fue, sin duda alguna, uno de los mejores sectores durante la primera mitad del 2020. Las actuaciones de Jorman Campuzano, que relegó a Iván Marcone al banco de suplentes, se llevaron todos los elogios. Y el acompañamiento de Guillermo Fernández fue clave para generar un equilibrio que el equipo no encontraba en años anteriores. Si la Libertadores se disputa después de diciembre, Boca tendrá un problema: Pol deberá regresar a Cruz Azul por la finalización de su préstamo.

“Es muy posible que se concrete la compra y se quede por la voluntad que tiene Boca y el entusiasmo de él. Hizo mucha fuerza para llegar; si las tres partes están de acuerdo, será cuestión de detalles”, contó su padre y representante hace un tiempo. Al mismo tiempo, en su posición, regresarán Sebastián Pérez (Barcelona de Ecuador) y la joven promesa, Gonzalo Maroni (Sampdoria de Italia). Pero, si llega Isla, el colombiano tendrá problemas por el cupo de extranjero.

La delantera: una incógnita

Es casi un hecho que Carlos Tevez continuará en el Xeneize. Pero Mauro Zárate y Franco Soldano todavía deben definir su futuro de cara a lo que viene. El exVélez tiene ofertas del exterior y se desconoce cómo reaccionará a una significante baja del sueldo cuando busquen renegociar su contrato. Por otro lado, el acompañante de Carlitos en ataque finaliza su préstamo y la opción es de 5 millones de dólares. La idea es conseguir una nueva cesión pero el Olympiacos quiere imponer un cargo que no quieren pagar.

Otro de los inconvenientes está directamente relacionado con Sebastián Villa, denunciado por violencia de género. La dirigencia dejó en claro que esperarían a lo que determine la Justicia pero si la competencia inicia antes del veredicto, tendrán que decidir qué hacer. Wanchope Ábila y Jan Hurtado fueron sondeados y ante una buena oferta, podrían dejarlos ir. Wálter Bou y Mateo Retegui regresarán para ganarse un lugar. Y en diciembre, si LA Galaxy no hace uso de la opción, Cristian Pavón deberá sumarse al grupo.

Compartir en: