La verdad sobre la disputa entre Tevez y la dirigencia de Boca

En las últimas horas saltaron a la luz viejos cortocircuitos que parecían olvidados.

El escándalo en Boca entorno a la renovación del contrato de Tevez es cada día más grande. Todo parecía encaminado a lo que sería la continuidad del Apache dentro del Xeneize, más aún luego del nivel que mostró en cancha con la consagración de la última Superliga. Pero el Patrón Bermúdez y Raúl Cascini salieron con los tapones de punta y viejo cortocircuitos salieron a la luz. Ahora todo es una incógnita, teniendo en cuenta la relación está prácticamente rota.

El motivo de la disputa es claramente político. Esto lo dejó en claro Bermúdez con su último Twit. “Claro que nosotros como todo el mundo Boca espera la renovación de Zárate y Tevez. Son símbolos y bastiones deportivos. Lo que no podemos aceptar es el oportunismo político y que se le mienta al hincha y socio que ama el club como nosotros”, lanzó el exdefensor. Sin embargo, los problemas vienen de mucho tiempo atrás.

Carlitos en su momento jugó políticamente a favor de Daniel Angelici. Su papel fue vital para que el Tano ganara la reelección del 2015. El año pasado volvió a hacer lo mismo, y le brindó su apoyo al oficialismo para que Gribaudo pelee en las elecciones presidenciales. En esta ocasión la presencia de Riquelme fue mucho más fuerte y el que se quedó con el mando fue Jorge Amor Ameal, sacando al macrismo luego de casi 20 años.

Todo parecía haber quedado en el pasado con la charla que mantuvieron Riquelme y Tevez hace varios meses. Las confrontaciones entre ambos ídolos también se habían dado frente a los micrófonos, cuando el el Diez criticaba ciertos aspectos del equipo en el que el Apache era parte. Parecía que al estar ambos en el mismo barco habían presentado bandera blanca. Ahora todo se removió y la continuidad de carlitos es una incógnita total.

Lo que en principio era una disparidad de criterios en el tiempo de extensión del nuevo contrato hoy parece haber quedado en un segundo plano. Boca se mantiene firme en ofrecer un vínculo por un año más. Tevez en primer punto quería 18 meses, y el viernes aseguró que sólo firmará por seis meses más. La dirigencia Xeneize rechazó ambas contrapropuestas. Ameal hasta ahora no dijo nada, al igual que Riquelme, que hoy en día es la palabra más buscada.

Compartir en: