Independiente está a punto de perder un jugador titular gratis

Su contrato vence el próximo 30 de junio y por el momento no hay acuerdo para una renovación.

Independiente está atravesando una situación institucional más que complicada. Las diferentes deudas con el plantel se fueron acumulando hasta que explotaron en una demanda de parte de los jugadores hacia el club. Para colmo la FIFA también intimó al Rojo por falta de pago en el pase de jugadores. Es por eso que la intención de los dirigentes es vender por más de 10 millones de dólares en el próximo mercado para ponerse al día.

Sin embargo, parece que un jugador titular está a punto de irse totalmente gratis. Se trata de Leandro Fernández, que luego de un gran paso por Vélez Sarfield, volvió al club de Avellaneda en el mes de enero, y Lucas Pusineri rápidamente lo puso entre los once. El delantero mostró un buen nivel y es uno de los más queridos por los hinchas. El tema es que su contrato se vence el próximo 30 de junio y por ahora no hay acuerdo para la renovación.

En base a esto, el que empezó a mover sus hilos es Cristian Bragarnik. Bregando por el futuro de su representado, el reconocido agente de futbolistas ofreció la ficha de Fernández al Rayados de Monterrey, según diferentes medios de México. Allí hay varios jugadores argentinos y además el entrenador es Antonio El Turco Mohamed. El tema es que en Independiente quieren retener jugador que es una pieza clave para Pusineri.

Más allá de que hay una intención, por el momento no hay acuerdo entre las partes. El delantero quiere que le paguen una deuda importante y además busca que le suban el sueldo para continuar vistiendo la camiseta del Rojo. Por su parte, la dirigencia está en un plan totalmente opuesto, ya que quiere bajarle el salario retroactivo al mes de abril. El tiempo apremia al club de Avellaneda, ya que el jugador puede firmar un contrato con otra institución sin problemas.

Los apuntados a vender por el Diablo en el próximo mercado son Alan Franco y Bafrizio Bustos. La idea que juntar 10 millones de dólares para saldar todas las deudas. Con esto queda más que claro que no es la intensión incorporar, por lo que la salida de Fernández será un dolor más de cabeza para el entrenador. Todo indica que se viene un Independiente plagado de juveniles, que además no tiene Copas Internacionales por delante.

Compartir en: