La desopilante anécdota de Lucho González con sus tatuajes de Racing

El futbolista de Atlético Paranaense reveló su amor por Racing y contó una imperdible anécdota sobre sus tatuajes de la Academia.

La vida de Lucho González siempre estará marcada por Racing. Es cierto, jamás pisó el verde césped del Cilindro con la camiseta de la Academia. Nunca se cambió en el vestuario para entrar a defender los colores del club que tanto ama. Él mismo lo admite, es una cuenta pendiente que se reprochará para toda la vida. Pero lo que es innegable, es que el volante lleva al club de Avellaneda en el corazón. Y en la piel.

Su historia como jugador también estará tocada hasta el fin de sus días por el celeste y el blanco. No sólo por haber reconocido siempre que es un fanático empedernido de Racing, sino también, por haberlo demostrado aún cuando comenzaba a dar sus primeros pasos en Huracán. Increíble pero real. Todavía cuando González empezaba a lucirse en la Quemita, ante los ojos del mundo Huracán, dejaba entrever su locura por la Academia.

Lucho González recordó una imperdible anécdota con el equipo de sus amores y dio detalles sobre su historia con los tatuajes que tiene del cuadro de Avellaneda. “Siempre dije que era hincha de Racing y como siempre fui fanático de los tatuajes, en Huracán me los tapaba. Me hice el primer escudo de la Academia a los 15 años y estaba en las inferiores del Globo. En esa época, también iba a entrenar con pulseritas y collares de Racing”, rememoró Lucho González en diálogo con Fox Sports. Pero ahí no concluye la imperdible anécdota. Hubo más.

El mediocampista continuó con su relato. “Me acuerdo que en un partido de la Quinta, en un clásico con San Lorenzo por la mañana, me empiezan a gritar desde el alambrado: ‘¡Ocho, ocho! Para jugar en Huracán sacate todo lo de Racing, eh!’ Imaginate que te griten eso, ¡un miedo tenía! Terminó el partido y yo intentaba sacarme todo lo que tenía puesto, porque tenía que salir. Pensé que me estaban esperando para reventarme a tiros, je”, contó.

Por su parte, Lucho González confesó qué hizo con sus tatuajes de Racing cuando le llegó el momento de hacer su estreno como profesional. “Cuando llegué a la Primera de Huracán, me lo terminé tapando. Era algo que a mucha gente le molestaba y la verdad es que yo tampoco me sentía cómodo. Igualmente tiempo después, cuando tuve la suerte de irme a Europa, me lo volví a hacer, je”, concluyó el futbolista de Atlético Paranaense.

Compartir en: