“Nos complicaron mucho con la pelota aérea”, reflexionó Armani pese a su felicidad

El arquero de River hizo un breve análisis del partido tras eliminar a Boca en la semifinal de la Libertadores.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/river/2019/10/23/nos-complicaron-mucho-con-la-pelota-aerea-reflexiono-armani-pese-a-su-felicidad/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-23T00:54:35-03:00">octubre 23, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-23T00:58:04-03:00">octubre 23, 2019</time></a>

El arquero de River Plate, Franco Armani, no dudó en confesar que Boca Juniors los complicó “mucho con la pelota aérea” en la segunda semifinal de la Copa Libertadores de América que se disputó en la Bombonera. A pesar de la felicidad por jugar la segunda final consecutiva, una de las figuras del Millonario hizo esta autocrítica de cara al choque decisivo.

“Nos complicaron mucho con la pelota aérea. Eso hay que reconocerlo. Pero nos vamos contentos con la clasificación a la final”, manifestó el guardameta santafesino tras terminado el encuentro que ganó el Xeneize por 1 a 0 (fue 2 a 1 para River en el global). “En el primer tiempo lo aguantamos bien, pero en el segundo, con el cansancio, nos fueron metiendo en el área”, admitió.

No obstante, el futbolista de la Selección Argentina confesó que la pelota más difícil que sacó fue un rechazo en contra de su propio arco de su compañero Enzo Pérez. “La más difícil fue la de Enzo cuando rechazó por atrás. Ellos llegaron solamente con pelotas paradas. El grupo se merecía llegar a otra final de la Libertadores y lo logró por suerte”, destacó.

De esta manera, Armani disputará su tercer final del máximo certamen continental, la segunda con la Banda. Su debut en esta instancia fue con Atlético Nacional de Medellín en el 2016, donde el equipo colombiano salió victorioso ante Independiente del Valle de Ecuador. Además, fue el arquero en el recordado encuentro que consagró al conjunto de Núñez en el Bernabéu.

Otro que no ocultó su alegría fue Enzo Pérez, quien sostuvo sobre el césped de la Bombonera: “Siento alegría, satisfacción, orgullo, personalidad, son sensaciones que me dejan esta clasificación que se merece todo el grupo. No fue un buen partido, pero es que los adversarios nos propusieron otro tipo de juego en el que nunca pudimos controlar la pelota. De todos modos hicimos valer el resultado del primer encuentro para jugar la merecida final”.