Festejo River

Driussi y el recuerdo de un penal histórico

El delantero que se encuentra en Rusia recordó cómo vivió uno de los goles más gritados por los hinchas de River en los últimos años.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/river/2020/03/25/driussi-y-el-recuerdo-de-un-penal-historico/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-03-25T18:30:46-03:00">marzo 25, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-03-25T18:30:47-03:00">marzo 25, 2020</time></a>

El aislamiento global por la expansión del coronavirus invitó a las grandes figuras a refugiarse en las redes sociales. Músicos hacen shows desde sus casas, escritores relatan cuentos, y otros simplemente hablan con sus seguidores. Ésto último decidió hacer en la noche de ayer Gonzalo Pity Martínez. Desde los Estados Unidos, el exjugador de River empezó a transmitir a través de Instagram Live.

No estuvo sólo, ya que en dúplex se sumó Sebastián Driussi, con quien lo une una gran relación de su época juntos el Millonario. Justamente el delantero que se encuentra en Rusia, se encargó de recordar un gol histórico para la institución. Dentro de las tantas anécdotas que contaron, hubo un momento para rememorar el penal de Pity a Gremio en la semifinal de la Libertadores 2018.

El recuerdo de Driussi

“El tuyo a Gremio lo grité mucho, hasta desperté a Fran, mi hija. Ése fue uno de los que más grité. Y encima fue tuyo”, le dijo Driussi al zurdo en medio de una charla muy divertida. Ese tanto sirvió para que River se clasifique a la final de la Copa Libertadores 2018 en la agonía del encuentro. Para mayor alegría, el torneo finalizó con la consagración de Banda frente a Boca.

Martínez aseguró que fue una situación muy difícil de afrontar y hasta tiró un chiste. “Ése que decís es de lo que no son fáciles. Había que agarrar la pelota… Era una pelota de Bowling”, afirmó Pity. Y Driussi respondió de forma muy graciosa: “Yo no la agarro, ja. Salgo a correr atrás tuyo”, sentenció el delantero que milita en el Zenit de San Petersburgo.

Para recordar aquel encuentro, River necesitaba un gol más para clasificar a la final. En los minutos finales Ignacio Scocco pateó una pelota que dio en la mano del defensor rival. Fueron varios minutos de tensión hasta que el árbitro, junto con el VAR decretaron el disparo desde el punto penal. En total fueron casi diez minutos en el que Pity Martínez estuvo parado hasta que pateó y convirtió.