Una gloria del Millonario avisó: "En algún momento voy a dirigir a River"

Fue parte de vital de una de las consagraciones más importantes en la historia de River.

En la actualidad River tiene un gran entrenador, y su nombre es Marcelo Gallardo. Desde su arribo no paró de ganar cosas importantes, por lo que se convirtió en un ídolo absoluto del club. Incluso ya se le comenzó a construir una estatua que se compara con la que ya se hizo de Ángel Labruna. Sin embargo en algún momento se irá. Es por eso que muchas personas ya se ilusionan con ocupar el banco de suplentes del Millonario, y más si son del riñón de la institución.

Un hombre surgido de la cantera y que se dio el gusto de ganar uno de los títulos más importantes de la historia de River es Hernán Crespo. Valdanito fue más que vital para la obtención de la Copa Libertadores de 1996 frente a América de Cali en el Monumental. Con dos goles suyos, La Banda pudo dar vuelta una serie adversa para quedarse con el trofeo continental. Hoy en día es el entrenador de Defensa y Justicia, y claro se ilusiona con algún día regresar a su casa.

Si las cosas me salen bien en algún momento voy a dirigir a River. Cuándo no lo sé, pero en algún momento va a pasar, yo estoy convencido. Habrá que ver los momentos de cada uno y los momentos de la institución, pero yo lo pienso así”, aseguró el exdelantero en diálogo con River Monumental. Su primer paso como técnico en Banfield no fue bueno desde los resultados pero sí desde el rendimiento del equipo. Es por eso que sonó para dirigir en varios clubes importantes.

Finalmente le llegó la chance de hacerse cargo de Defensa y Justicia, donde está haciendo un buen trabajo. Por otra parte, Crespo se refirió nuevamente al gran recibimiento que tuvo en el Monumental en su última visita. “La curiosidad era ver qué le transmitieron los mayores de 30 a los más jóvenes. Evidentemente le contaron muy bien porque la ovación del Monumental fue verdaderamente emocionante. Lo que me pasó esa noche fue algo realmente muy grande”, aseguró.

Por último se refirió al repentino freno que se provocó en el fútbol debido a la pandemia. “Veníamos bien y además estábamos experimentando algo totalmente nuevo para el club que es jugar cada tres días. Nosotros hicimos una primera parte donde estamos mostrando cuál es el camino a seguir. Este parate se volvió difícil para todos, estamos en una fase de mucho aprendizaje, esto es un examen más”, concluyó. El tiempo dirá si River se pone nuevamente en su camino.

Compartir en: