¡Le salió al revés! Lucho González recordó una locura de Coudet en River

Ambos compartieron plantel en el Millonario durante el año 2004.

Hoy en día Coudet se consagró como un técnico importante, con un estilo marcado que lo llevó a pelear por títulos. En su primer paso por Rosario Central promovió a una enorme cantidad de jugadores y llegó a luchar por grandes objetivos. Posteriormente llegó a Racing, donde se consagró campeón de la Superliga a mediados del año pasado. Hoy en día es parte de Inter de Porto Alegre. Durante su etapa como jugador, Chacho se caracterizó por ser un personaje divertido.

Además de ser un gran jugador, siempre se mostró muy alegre, y se parte importante de los grupos que integró. En River lo recuerdan de muy buena manera, donde además consiguió una buena cantidad de títulos. También hay anécdotas muy graciosas. El que se animó a contar un hecho que pasó en el 2004 fue Lucho González, otro hombre que se puso la camiseta del Millonario. Todo se dio en el marco de la semifinal de Copa Libertadores contra Boca.

La anecdota de Lucho

“Cuando fuimos a jugar la semifinal contra Boca llevamos bombos y banderas arriba del micro, y había fuegos artificiales. El Chacho agarró un tres tiros y le pidió al chófer que abra la ventanilla de arriba para poder tirarlo“, comenzó contando el volante que participó de la Selección Argentina y que hoy en día milita en Atlético Paranaense. Pese a las buenas intenciones de Coudet, la cosa no terminó para nada bien.

¡Le salió al revés! y explotó adentro del micro. Antes de llegar al estadio casi arrancamos lastimados”, dijo entre risas. Finalmente aquel partido terminó con la victoria de Boca por 1-0 con gol de Rolando Schiavi. Aquel partido es recordado por una batalla campal dentro del campo de juego, con jugadores como protagonistas que fueron Marcelo Gallardo por el lado de River, y Roberto Abondanzieri por el lado del Xeneize.

En el partido de vuelta, River ganó 2-1 con goles del mismo Lucho González y Cristian Nasuti, aunque el que avanzó a la final por penales fue Boca. Más allá de todo lo que pasó, el volante surgido en Huracán sigue recordando con mucha gracia lo que pasó con Chacho y que por suerte no pasó a mayores. Hoy en día Coudet es reconocido como un gran entrenador, aunque todavía perduran los recuerdos de sus locuras.

Compartir en: