¡Piden que lo echen! Un miembro de River fue imputado penalmente

El hecho ya se convirtió en una causa penal.

Se vienen semanas más que duras en la zona del AMBA, ya que el gobierno nacional decidió endurecer la cuarentena hasta el 17 de julio para darle un poco de respiro a los servicio sanitarios. En medio de todo esto, 16 personas fueron denunciadas por romper el aislamiento obligatorio que ya existía para juntarse a jugar un partido de Paddle en la ciudad de Pilar. Ahora se supo que dentro de los participantes estaba un directivo importante de River.

Ignacio Amui, tesorero del Millonario, fue parte del hecho que ya pasó al ámbito penal. Según lo que establece el artículo 205, se estipula una pena de seis meses a dos años de prisión para el que incumpla las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia. Desde el club todavía no hubo voces oficiales aunque en off ya admitieron la falta del dirigente que hace mucho tiempo trabaja en el club de Núñez.

Todavía no se sabe se tendrá alguna pena a nivel dirigencial. Esto ya provocó la renuncia de dos funcionarios públicos. Uno de ellos fue Luis Lobo, subsecretario de Deportes de la Ciudad de Buenos Aires, y el otro fue Fernando Lauría, secretario General y de Economía de Tigre. Más allá de lo que pase el ámbito legal y judicial, muchos socios están pidiendo que el tesorero sea apartado de su cargo, ya que daña la imagen de River.

El Millonario fue el primer equipo que en su momento no quiso presentarse a jugar para poder preservar la salud de sus jugadores y empleados. Horas después del faltazo frente a Atlético Tucumán, se paró todo el fútbol y posteriormente se estableció una cuarentena obligatoria que continúa hasta el día de hoy. Este hecho sin dudas que es un problema, ya que en todo momento se intentó transmitir un mensaje a favor de cuidar la salud por encima de todo.

A nivel judicial, es muy probable que Amui deba resolver su situación pagando una multa bastante alta, o bien sometiéndose a servicio comunitario. Lo más duro podría llegar a nivel político dentro de River, ya que ahora su imagen no es para nada bien vista. Será cuestión de que Rodolfo D’Onofrio y compañía tomen una decisión. La situación debe resolverse en las próximas horas para darle un corte definitivo.

Compartir en: