“Quiero ser…”, la inesperada confesión de Laurita Fernández

Laurita Fernández es una de las bailarinas que más ha crecido en estos tres últimos años. Recordemos que comenzó siendo la partener de distintas figuras en el Bailando por un sueño, y luego fue avanzando de a poco hasta que llegó a convertirse en jurado del certamen de Marcelo Tinelli. La blonda no solamente tuvo ese mérito, sino que también llegó a protagonizar “Sugar”, la mítica obra de teatro que en ese momento estaba encabezada por Nicolás Cabré, su actual pareja.

Laura fue por más, y en la temporada de verano, fue ella quien sugirió al director del show que se trasladen a Mar del Plata para probar suerte, y aunque algunos no estaban convencidos, finalmente lo hicieron y ¡fue un gran éxito! Para ese entonces, su novio fue reemplazado por Vico D’Alessandro, aunque decidió acompañarla durante este tiempo vacacionando junto a su hija Rufina en la costa argentina.

En las revistas se pudieron ver postales de los tres: Nico, Lau y Rufi, muy felices, como si se tratara de una familia. Armaron castillos de arena junto a la nena, quien es fruto de la relación del actor con Eugenia “la China” Suárez, y los tortolitos se besaron frente al mar a la vista de todos. Cuando regresaron de esta gran prueba, ya que muchos no creían que continuaran juntos, decidieron convivir, y se los vio probando colchones en un local comercial.

Ahora, todo marcha viento en popa, por lo que Fernández y Cabré ya están pensando en dar el siguiente paso. En breve se estrena “Departamento de Soltero”, obra que los vuelve a unir, y a ellos les encanta pasar tiempo juntos y, a la vez, hacer lo que más les gusta: actuar y bailar. Este jueves, la excampeona del Bailando estuvo en “Cortá por Lozano” y comentó algunos detalles de su vida privada y sus anhelos más profundos.

“Creo que hay algo de magia aunque uno puede pensar que son casualidades. Son pequeñas coincidencias que, si están buenas, te hacen saber que estás en el camino deseado. Nico me parece un genio haciendo humor pero tenía su pasado amoroso bravo y no lo miraba como hombre. Los dos somos de Mataderos y hace muchos años lo vi alquilando una película. Yo tenía 10 años y el 20, y mi papá me dijo: Laura, no lo mires porque los famosos también tienen una vida”, reveló.

“En ‘Sugar’ nos llevábamos bien en el escenario, pero abajo no teníamos relación. Quizá tenía que ver con que me decían: ‘guarda con Cabré’. Y, además, yo estaba en pareja en ese momento (con Federico Bal). Nos pasó algo en una escena, uno de las últimas funciones, y empezamos a hablar por un mal entendido. En la última función yo no me sentía bien y tenía fiebre y cuando terminamos, Nico vino a verme al camarín y hubo un acercamiento romántico. A las horas, me iba de vacaciones, y esa semana hablamos mucho y cuando volví nos vimos. La primera cita fue de risa porque yo tenía el pelo verde. Se me había desteñido porque me metí en una piscina con mucho cloro y me dijeron que me pusiera ketchup para que volviera mi color. Fue peor. Me tuve que atar el pelo y ponerme mucho perfume (ríe). A partir de ahí no nos separamos más”, comentó.

“Cada uno tiene su casa pero dormimos juntos todos los días. Nos estamos acomodando. Quiero ser madre pero más adelante. Siento que encontré con quién. Nico es un padrazo y su hija, Rufina Cabré, es lo más. Es un amor. Mi familia la ama y yo la amo. Le agradezco a él y a la China (Suárez) la confianza que me depositan. Rufina hace todo fácil”, afirmó la blonda, dejando a la vista la buena relación hasta con la ex de Cabré. ¡Viva el amor!

<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/05/17/quiero-ser-la-inesperada-confesion-de-laurita-fernandez/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-05-17T02:12:22-03:00">mayo 17, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-05-17T02:13:25-03:00">mayo 17, 2019</time></a>