“La llegada de un hijo es un momento de crisis”. ¡Famosa actriz y modelo escandalizó a todos!

"Si no hablamos de esas cosas seguimos siendo cómplices de...".
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/06/06/la-llegada-de-un-hijo-es-un-momento-de-crisis-famosa-actriz-y-modelo-escandalizo-a-todos/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-06-06T18:54:54-03:00">junio 6, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-06-06T18:54:55-03:00">junio 6, 2019</time></a>

Es natural pensar que las grandes diosas del mundo del espectáculo tienen su vida resuelta y no deben hacerse problemas absolutamente por nada, de hecho, muchas modelos han mostrado como, semanas después de convertirse en madres, lucen un físico realmente perfecto, impecable, como si no hubieran pasado por nueve meses de embarazo.

De hecho, Nicole Neumann, por ejemplo, madre de tres niñas, tuvo un tiempo récord de recuperación y volvió a las tapas de las revistas luciendo microbikinis impactantes, presumiendo de una figura perfecta, sin embargo, Mónica Antonópulos estuvo en Pampita online y contó que, más allá de lo que piense la gente o vendan los medios, no todo es color de rosa.

La escultural modelo, cantante y actriz tuvo este año a Valentino, fruto de su relación con el actor y director Marco Antonio Caponi. “Yo soy ‘crisera’, me pongo en crisis todo el tiempo. La crisis no es poner en duda el amor o pasar por malos momentos. Para mí la llegada de los hijos es un momento de crisis”, aseguró la imponente joven.

“La llegada de un hijo es un momento de crisis porque es un momento de desencuentro. Uno tiene que acomodar su familia, entra otro humano y algo se rompe. En nuestro caso éramos una triada y para él fue su primera paternidad, mi segunda maternidad, Camilo conoció a su hermano”, aseguró Mónica.

Y luego profundizó sus conceptos, ante la atenta mirada de Pampita. “Cuando yo estaba ‘repuerpera’, que es un estado de súper honestidad, me hicieron una nota sobre la maternidad. Me preguntaron cómo estaba mi matrimonio y dije ‘la pareja se destruyó’”, reconoció la joven de manera muy frontal.

“Es hablar de algo adultamente. Algo se rompe para volver a armarse. O encontrás a alguien que era padre y ahora no lo es”, explicó la actriz. Es todo para mejor, pero no es color rosa. Es ver quién es el otro, conocerlo, ver los miedos, humanizarlo”, aseguró la intérprete.

“Uno está tocando un tema tan delicado que es la hipocresía. ¿Por qué nos da miedo decir que la llegada de un hijo nos vulnerabiliza, nos convierte? Si no hablamos de esas cosas seguimos siendo cómplices de cosas que nos generan obligación”, finalizó su confesión Mónica ante la mirada sorprendida dePampita.