“¡Son una manga de inútiles!” ¡Jorge Rial volvió a Intrusos y fue muy directo con sus panelistas!

Foto: Captura televisión

El conductor regresó de su luna de miel y lo primero que hizo fue...
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/06/11/son-una-manga-de-inutiles-jorge-rial-volvio-a-intrusos-y-fue-muy-directo-con-sus-panelistas/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-06-11T17:14:53-03:00">junio 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-06-11T18:12:57-03:00">junio 11, 2019</time></a>

Jorge Rial es uno de los periodistas más exitosos de Argentina y todo lo que hace genera repercusiones. Por ese motivo, recién llegado de su viaje de luna de miel con Romina Pereiro, el conductor se presentó en Intrusos en el mundo del espectáculo y, fiel a su estilo frontal, no se calló absolutamente nada, sorprendiendo a sus panelistas con una fuerte declaración que, con toda seguridad, provocará un nuevo enfrentamiento con su “amigo” Luis Ventura.

“¡Cómo los extrañé!, era mirar el Mediterráneo y llorar. El domingo pasé por Venecia y estaba el ‘Gran Canal’ cerrado y dije ‘¡El Martín Fierro!’, pero no, era una regata. Así que no pude ver el Martín Fierro, es el primer año que no lo veo. Me perdí yo la fiesta, pero se perdieron ellos también, como siempre. Me dijeron que fue la peor transmisión de la historia”, comenzó diciendo el periodista, con una sonrisa irónica en su cara que no lo abandonó en ningún momento.

Jorge, por supuesto, luego continuó con su cuestionamiento. “Mala transmisión, se olvidaron de algunos muertos, se les siguen escapando los muertos. Yo no lo puedo creer. Hay gente en APTRA que lo único que tendría que hacer, es hacer la lista. Pero, ¿quién se dio cuenta de que faltaban nombres? Los familiares. Luis dijo que cuando se hizo la copia se hizo mal. Se hizo mal una copia, después la copia se puso bien. Sigo insistiendo, todos los años se les escapa un muerto, gente que no se mueve de ahí. Todos los años se equivocan en lo mismo. Son inútiles, chicos. Lo quiero decir porque no estuve acá, APTRA, son una manga de inútiles”, aseguró el creador de Intrusos, sin ocultar su sarcasmo.

Dicho esto, es bueno recordar que Ventura, presidente de la organización que entrega los premios al mundo del espectáculo, justificó la omisión de varios nombres en el homenaje que se le rindió a los artistas fallecidos el último año (en especial al actor, director y productor Guillermo Bredeston, marido de Nora Cárpena), aduciendo que todo se había debido a una falla de la máquina encargada de transmitir el video en vivo y en directo.

“Ante todo, cuando se cometen errores, es bueno saber asumirlos, y hemos tenido algunos olvidos, que no fueron humanos, sino que obedecen a una máquina que obviamente no respondió a las indicaciones. Errar es humano, pero asumir el error es honesto. Por eso queremos decir que en lo que fue el recordatorio de la gente que se ha marchado y ha salido de gira”, comenzó diciendo el creador de Secretos verdaderos para explicar los errores cometidos.

Y luego continuó. “Hemos perdidos algunos rostros y nombres, que no queremos dejarlos en el olvido y queremos seguir distinguiendo. Esto surge a partir de un llamado de Nora Cárpena, que nos hizo recordar que no estaba su marido, Guillermo Bredeston. Y es bueno distinguirlo y recordarlo. Por eso para no ser injustos y demostrar que la máquina fue cargada con esos nombres, vamos a pasar de vuelta el recordatorio. Pido disculpas en nombre de APTRA y del canal que transmite”, finalizó su explicación Ventura.

Moria Casán, otra compañera de canal, también fue muy dura con la entrega de los Martín Fierro: “Mi solidaridad con Nora Carpena y la bella familia del gran Guillermo Bredeston. Creador de programas, figura insustituible de la televisión Argentina, dejado de lado por APTRA en su obituario. Tristeza… #MartinFierro @telefe. Cuando los muertos homenajean a los muertos, a los vivos, a los vivos muertos, a los muertos vivos y en el medio transmisiones con comida saliéndose de la boca y en pocos casos la justicia y en casi todos la obviedad es cuando una fiesta se transforma en un funeral y cuando en ese funeral se olvidan de un empresario de la talla del SR. GUILLERMO BREDESTON, no siento ni vergüenza, solamente agradezco que no fui, porque no me hubieran alcanzado los pañales para adultos, ni la bolsita para el vómito” (sic).