“Mi mamá y mi papá se murieron, y no tienen la posibilidad de aclarar nada ni de defenderse. Para mí…”

En una época como la actual, dominada por las redes sociales, es común pensar que las celebridades no pueden mantener guardado ningún secreto porque cualquier cosa que hagan o digan siempre termina filtrándose en Twitter, Instagram o Facebook; sin embargo, hay hechos que no conoce nadie y eso quedó demostrado cuando, en una larga entrevista que concedió a la revista Gente, el actor Fernando Dente, contó que es hijo de un sacerdote.

“Antes de morir, mamá me reveló que soy hijo de un cura, que era catequista del colegio de mis hermanos. Ella (Ada), que había tomado distancia de papá por sus episodios violentos, quedó embarazada y entró en pánico. Sola, con otros tres hijos y sin trabajo. El cura le habría ofrecido dejar los hábitos e irse juntos”, reconoció el querido intérprete, sorprendiendo a todo el mundo con una revelación realmente impactante.

Y luego agregó más detalles. “Pero fue entonces cuando papá le propuso volver con un viaje de ‘reconciliación’ a Bariloche. ¡Y yo que siempre creí que había sido gestado en el sur! Cuenta la leyenda que, por algunas cuestiones, yo llegué a tener contactos esporádicos con ‘el cura’, hasta antes de tener edad como para poder contarlo”. Esta confesión no le cayó nada bien a Tomás Dente, el hermano mayor de Fernando, y así lo dejó expuesto en Nosotros a la mañana, el programa donde trabaja como panelista junto a Nicole Neumann.

“Los límites los pone uno. Somos 4 hermanos y voy a bancar incondicionalmente las decisiones de mis hermanos. Si Fer tuvo la necesidad de contar parte de su retrospectiva, es lícito. Yo no voy a decir nada al respecto. De ninguna manera. Eso le tienen que preguntar a él. Él hace la declaración. Cada uno que haga lo que quiera, pero yo no me voy a subir a este juego. No voy a revelar ningún detalle íntimo de la vida de mi familia, ni de las personas que hoy no están. Mi mamá y mi papá se murieron, y no tienen la posibilidad de aclarar nada ni de defenderse. Para mí es un tema cerrado”, explicó el periodista.

Invitado a Intrusos en el mundo del espectáculo, Fernando habló de las reacciones de sus hermanos ante este hecho. “Prefiero no hablar mucho de eso. Más allá de cómo lo tomaron, porque entiendo que les pegue de rebote, pero por más que suene a egoísta, es mi historia. No les cambia nada y no estoy contando algo que no sepan. Con mis hermanos tenemos una relación que nos amigamos y nos peleamos setenta y cinco veces por año. Y así será hasta el final de nuestros días porque así crecimos”, aseguró el actor.

Y luego se centró en el caso específico de Tomás. “Dentro de mis hermanos, es el que más incómodo lo está pasando. Me parece perfecto que haya decidido no hablar porque es mi historia. Si él cuenta algo de él, no tengo más que acompañarlo. Para mí nada es más importante que haberme sacado el peso de contar quién soy, no hay nada más importante que cuidarme a mí. Es un tema saludable”, aseguró Dente, dando por finalizado el conflicto.

Entonces le recordaron al invitado que, tal vez, Tomás podía haberse enojado por sus acusaciones diciendo que su padre era un hombre violento. Fernando no esquivó la cuestión y fue muy sincero al responder. “Pero es parte de quién soy hoy. Para mí, mi papá no es un monstruo. Entiendo que a mis hermanos les puede llevar otro tiempo. Fue una decisión mía”, explicó el joven emocionado por lo que estaba narrando.

<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/06/12/mi-mama-y-mi-papa-se-murieron-y-no-tienen-la-posibilidad-de-aclarar-nada-ni-de-defenderse-para-mi/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-06-12T16:58:53-03:00">junio 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-06-12T16:58:54-03:00">junio 12, 2019</time></a>