fernando dente

“Quedé en shock. Me sorprendió, como a todos y lo primero que hice fue…”

El hermano de Fer Dente, hijo del excura, rompió el silencio. Mirá lo que dijo.
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/06/13/quede-en-shock-me-sorprendio-como-a-todos-y-lo-primero-que-hice-fue/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-06-13T12:55:41-03:00">junio 13, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-06-13T12:55:42-03:00">junio 13, 2019</time></a>

Sin dudas, Fernando Dente causa gran conmoción en el mundo del espectáculo. Su crudo relato sobre su dura infancia conmovió a todos, tanto que, hasta ocupó los principales portales de los programas de la farándula. Hoy, su protagonismo sigue generando nuevas perlitas y esta vez, una noticia volvió a sorprender a todos.

Un nuevo integrante del clan familiar a pareció y se animó a hablar de las declaraciones que hizo el exparticipante del Bailando por un Sueño. Se trata de Lisandro, hijo del excura y padre biológico de Dente. El joven de 19 años concedió una nota a un ciclo del Trece, precisamente a “Los ángeles de la mañana” y relató con total sinceridad su postura y mencionó la relación que tiene con el actor.

“Mi viejo me lo contó cuando yo tenía ocho o nueve años y nos la contó a todos, mi mamá Diana, y mis dos hermanos de parte de mi mamá. Fue un domingo familiar y para mí era muy chocante porque era chico y me la pasaba mirando High School Musical y de repente mi hermano era el de la tele. No me olvido más que lo primero que hice fue ir a alquilar la película para verlo”.

“Creo que mi papá siempre nos quiso decir la verdad. Lo llevaba con tranquilidad, pero necesitaba que yo llegara a cierta edad para poder entenderlo. Al principio no lo tomé tan mal, pero no me enojé. No entendía. Ahora con diez años entiendo, no lo juzgo para nada. Ayer escuché un poco, no lo escuché todo. Cada uno tiene su versión por lo que vivió. Es muy difícil ponerse en los zapatos de él. Es el más afectado por esto y nunca tuvo decisión. Está perfecto como lo tome, no somos quiénes para juzgarlo. Yo lo trato de entender y siempre trato de ponerme en su lugar”.

Luego, habló del periodista de “Nosotros a la mañana”: “Tomás se portó más como un hermano. Lo vi en un subte a Tommy, me bajé con él y le dije que era el medio hermano de Fer. Siempre estuvimos en contacto a partir de allí”, le dijo el protagonista de la nota a Ángel de Brito, jurado, periodista y conductor de LAM. Luego, ante la pregunta: “¿Cómo te enteraste de la noticia y cuál fue la primera reacción?”, él fue contundente:

“Me enteré por una amiga que salió todo a la luz y me quedé en shock. Me sorprendió, como a todos y lo primero que hice fue llamar a mi mamá y no sabíamos como decírselo a mi papá. En mi casa viene mi papá y se lo tomó con mucha tranquilidad y se fue a dormir la siesta. A veces cuesta estar maquinando todo el día con este tema y ponerse en el lugar de mi viejo, de él y de los hermanos de Fer”, manifestó Lisandro, hijo de Fernando Onetto.

Cabe recordar que El Intransigente publicó con anterioridad: “Antes de morir, mi mamá me reveló que soy hijo de un cura”, expresó el actor y dejó en evidencias que sufrió mucho en su entorno familiar. “El arte me salvó de la violencia familiar”, reconoció Dente, además de asumir su sexualidad y contar algunos detalles sorprendentes.

Manifestó que su despertar sexual fue a los 13 años, cuando se sintió atraído por un compañero del colegio La Salle de Flores, aunque su historia no tuvo final feliz: “Que quede claro que acá, el pu… no soy yo”, reveló Fer, al recordar la frase que le insinuó el joven. Ante la negativa, Dente tomó una decisión y se enfocó a su trabajo: “Esto no va. Quiero ser como Julio Bocca y vivir enfocado en mi carrera… Por aquel entonces, para mí, los gays no hablaban de esas cosas, no tenían vida sexual” (sic).

También, aclaró que la postura cambió cuando conoció a una chica y argumentó: “Me deslumbró. Ella, su casa llena de cuadros de Fidel Castro y el Che Guevara, y, principalmente, del calor de hogar que siempre busqué. Yo era un hijo más. De hecho, aún seguimos en contacto con ella y con sus papás” (sic), detalló.

Pero todo terminó a los 17 años, edad en la que reflexionó y se animó a asumir su sexualidad: “No es mi camino. El amor debería completarse con pasión… Me hice cargo del deseo. De la identidad sexual por la que había sufrido durante tanto tiempo. Culpándome. Convencido de que estaba maldito. Y por lo que había llegado hasta a odiarme”, concluyó Fernando.