"No quedaba embarazada. Empecé a hacer tratamientos y..." ¡Débora D'amato presentó a su beba!

¡La panelista de Rial fue mamá y habló de su hija Lola! ¡Mirá!

Convertirse en madre es el sueño de muchas famosas, sin embargo, por diferentes cuestiones, muchas mujeres deciden postergar la maternidad y ese fue el caso de una de las grandes referentes de la pequeña pantalla: estamos hablando, por supuesto, de Débora D’amato, la exitosa panelista de Intrusos que, a los 45 años, se convirtió en mamá de la encantadora Lola. La periodista concedió un largo reportaje a el portal Ciudad.com hablando sobre estas y otras cuestiones.

Ver esta publicación en Instagram

Las pibas 🐥🥰🙋🏼‍♀️

Una publicación compartida por 𝐃é𝐛𝐨𝐫𝐚 𝐬𝐢𝐧 𝐇® (@deboradamato) el

“Hace dos días me dijo ‘mamá’ en un negocio y empecé a saltar. Por suerte era un local de niños, ja, ja. Me estoy sorprendiendo un montón, hay un montón de situaciones en las que me desconozco, pero lo estoy viviendo gratamente. Supongo que a todas las mamás les debe pasar lo mismo o a la mayoría. Siento que tenemos mucha empatía. Por ejemplo, cuando las papas queman se queda tranquila. Además es muy adaptable, es súper tranquila y buena. Aunque soy tía desde hace muchos años, mis sobrinos tienen 30 y 27 años, esto es muy distinto a todo. Siempre me gustaron mucho los chicos”, aseguró la panelista.

“¿Qué nos podés contar de toda tu experiencia en la búsqueda de tu hija?”, le preguntó el cronista de Ciudad.com. “Mirá, me escriben muchas mujeres y estoy haciendo entrevistas sobre el tema con el director del laboratorio y aprovechamos para desmitificar ciertas cosas. Hay mucho desconocimiento y yo me estuve informando mucho desde hace un tiempo. Cuando quise quedar embarazada no quedaba, aun estando en pareja, pero en ese momento no me preguntaba por qué. Pensé que era algo normal”, reconoció Débora.

Y luego fue todavía más sincera. “Cuando me separé después de estar diez años en pareja y quise intentar quedar embarazada y no pude, más el reloj biológico que me corría, descubrimos que tenía unos miomas. Yo no tenía idea de nada, yo iba a todos lados porque el aire me empujaba… Me dejé estar y los miomas estaban tan grandes que podían comprometer al útero, así que me operé. Pero de todos modos no podía quedar embarazada. Empecé a hacer tratamientos y todos los meses me iba a hacer controles a ver cómo habían dado los valores”, remarcó Dámato.

“Me acostumbré tanto al ‘no’ que cuando el 28 de febrero me dijo mi médico, el Dr. Fernando Neuspiller, que tenía que ir para hacerme la transferencia no lo podía creer. Fue genial, no es doloroso. Es más, creo que es más doloroso hacerlo por la vía natural, ja, ja. Fue muy loco porque me pasó que tuve un embarazo genial, pero tuve diabetes gestacional y bajé tres kilos estando embarazada y cambié la dieta. Además, vomité todos los días del embarazo. En Intrusos se hicieron una fiesta con eso”, reconoció la panelista de Rial entre risas.

“Amo a todos mis compañeros del programa y sobre todo a los de detrás de cámara que me dejaban un tacho enorme tipo de pintura que siempre hay dando vuelta por los canales, para que yo lo tenga siempre disponible. Ya me veían la cara y me lo acercaban si no llegaba al baño. Vomité todos los días, incluso hasta el día anterior a parir. También se me llenó de líquido un tobillo y terminé con una bota, ja, ja. El día que fui al médico a pedirle de empezar la licencia me dijo “¡al fin, querida!”, dijo divertida D’amato.

Y luego clarificó su punto de vista. “Ya llegaba rodando a Intrusos. El último mes estuve casi de reposo total, así que cuando me preguntan si le daría un hermanito, creo que con Lola está bien. El día de mañana quizás me enamoro de un señor que ya tiene hijos y hacemos una hermosa familia ensamblada y somos todos muy felices y comemos perdices. Aparte, no me puedo dar el lujo de tener otro por muchas razones: mantener un hijo no es algo sencillo. Soy muy afortunada porque tengo mi trabajo y, además, hay muchísima gente que me manda regalos y priorizo a las que son mamás emprendedoras”, cerró su confesión la periodista.

Compartir en: