MUTEK: el festival más trendy de música electrónica se consolida en Buenos Aires

Además de los mejores artistas digitales, shows visuales alucinantes y workshops muy constructivos, ahora también viene con propuesta gastronómica.
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/08/07/mutek-el-festival-mas-trendy-de-musica-electronica-se-consolida-en-buenos-aires/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-07T21:13:39-03:00">agosto 7, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-08T19:05:09-03:00">agosto 8, 2019</time></a>

El MUTEK es un festival multisensorial que encanta con su impresionante despliegue visual, la presencia de los mejores artistas digitales y artistas experimentales consagrados, junto con una serie de encuentros y workshops exclusivos. Esa es la oferta con la que, por tercera edición consecutiva, transformará a Buenos Aires en una fiesta de música electrónica.

Lo hará desde el 12 y hasta el 14 de septiembre. Esa espectacular dinámica es la misma que se celebra en San Francisco, México, Barcelona, Dubái, Tokio y Montreal, la sede fundadora del festival en el año 2000. Este encuentro reúne en cada edición a las mejores propuestas de la industria para disfrute de los amantes de la música y las artes visuales.

A través de las ediciones “hubo una construcción de marca y de la plataforma. Aprendimos que hay una audiencia cautiva que está esperando este tipo de actividades. Ese público se siguió desarrollando”, explicó Ariel Charec, su director artístico. Para esta tercera edición en Buenos Aires se contará con el apoyo de distintas instituciones públicas y privadas.

Esas relaciones hacen posible que el festival se pueda celebrar en distintas partes de la ciudad, propiciando una sinergia urbana, cultural, artística y gastronómica top. En relación con esa dinámica, Charec detalló: “Es clave para poder mostrar un abanico amplio del festival y de la ciudad como atracción turística. El sector público tiene espacios increíbles”.

El CCK, el Planetario, La Tangente y el Palacio Alsina serán parte del festival, vinculando distintos íconos arquitectónicos y culturales de la ciudad con la espectacular propuesta internacional. Valorando el recibimiento del público, Charec comentó: “Veo que hay interés en las propuestas. Desde el primer año hasta ahora el público está más comprometido. Se empieza a construir la audiencia”.

Como no basta con ofrecer una impecable puesta en escena de artistas visuales y DJ’s, para esta edición también habrá una ruta gastronómica. Avant Garten, Congo Club Cultural, El Banco Rojo, Rô: Baohaus & Techno bar y Komyūn son los points que la conforman. “La idea de MUTEK es tomar la ciudad, que el público pueda moverse, descubrir espacios y, entre esos recorridos, conocer lugares donde la gente pueda ir a comer o beber algo”.

Es así como MUTEK ofrece a través de distintas áreas, la formación profesional y los recitales, un cúmulo de experiencias sensoriales que muy pocos festivales en el mundo logran recrear a través de la música y la imagen. La selección y curaduría de artistas para esta edición se elaboró a partir de las presentaciones que se hacen en otras sedes del festival. “Ese es el primer gran filtro”, valoró Charec.

Tras analizar si es posible traer al artista seleccionado, se buscan vínculos institucionales. “Es obligatorio contar con apoyos para establecer alianzas para optimizar los recursos”. Los referentes locales se toman por convocatorias. Esta edición tendrá una especial influencia femenina a partir de Amplify, una plataforma de integración de género en colaboración con British Council.

Esa combinación de artistas internacionales con locales, más la búsqueda del desarrollo cultural y gastronómico, son las bases que hacen de MUTEK un encuentro atractivo tanto para el oído y la vista como para el paladar. Eso hace posible que la ciudad se transforme en una gran fiesta de música electrónica y espectáculos audiovisuales con notables artistas marcando el ritmo.