“Hoy la chicana más fácil es decir que tengo el programa por su dueño. Tengo el estigma de…”

¡Pamela David se enfrentó a las críticas! ¡Enterate de todo!
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/08/12/hoy-la-chicana-mas-facil-es-decir-que-tengo-el-programa-por-su-dueno-tengo-el-estigma-de/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-12T15:24:01-03:00">agosto 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-12T15:24:02-03:00">agosto 12, 2019</time></a>

Pamela David es una de las conductoras más polémicas de la pantalla chica. La conductora de “Pamela a la Tarde” es constante cuestionada por su matrimonio con Daniel Vila, el directivo de canal América, sus declaraciones políticas y su ingreso a la conducción. Por primera vez, la mediática se enfrentó a las críticas y reveló qué piensa de ellas.

En diálogo con Clarín, Pamela analizó: “No sé si soy demasiado buena. Tal vez tengo la imagen de brava, el estigma de haberme casado con un hombre poderoso. A mí, desde que nací, porque nací en un envase bonito…. Emm, no sé si tengo que decir la palabra ‘envidia’, no lo tendría que decir yo porque suena horrible, y más en la gráfica, sé que el título va a ser espantoso pero me la banco: no me ha sido fácil… la linda es tonta, no piensa, no hace, no es inteligente”.

“Crecí en esa cultura”, completó la famosa presentadora. Luego habló sobre su matrimonio y los ataques que recibe por eso. “Imaginate eso, es una locura que te pongan un cartel por formar una familia con un hombre mayor y que es poderoso. ¡Imaginate el prejuicio que viene con eso! Si me tengo que llevar o dejar de hacer por el prejuicio, me vuelvo loca”, reflexionó.

“Entendí que hay gente que te quiere y la que te quiere conoce de tu vida, que es mucha gracias a Dios, pero la que resuena es la que no te quiere”, confesó más adelante. “Es como cuando hay protestas: la gente que está cómoda no sale a protestar porque está feliz. La que protesta y no te quiere es la que más se hace notar, pero no me interesa convencerla”, lanzó.

“Acepté eso, me relajé, antes me dolían los comentarios. Hoy la chicana más fácil es decir que tengo el programa por su dueño (por su esposo, Vila). Pero no, ‘Pamela a la tarde’ es uno de los ciclos más vendidos del canal, tiene su éxito. Los números hablan por sí solos”, aseguró la comunicadora. “Igual, no te voy a negar que antes sí me dolía”, aclaró.

“Trabajo desde que soy muy chica y que solamente te acuerdes de estos casi 10 años que estoy en pareja es un poco injusto”, se sinceró la bellísima morocha. “Trabajé un montón y tengo 40, cuando era más chica me parecía súper injusto, iba a terapia. Creo que alguien tiene que estar muy mal para escribir las cosas que escribe en las redes”, opinó indignada.

Finalmente, cerró la nota hablando de su nuevo proyecto “Tejiendo Redes”, un micro que hace exclusivamente para Instagram. “Este pequeño emprendimiento me hace feliz, siempre lo quise hacer. Siempre tuve esta cosa de decir: ‘si conozco a alguien que necesita algo y a alguien que se lo puede dar, puedo hacer este pequeño puente’. Unir una punta con la otra”, concluyó David, enfocada en su carrera.