“Es una enfermedad que no tiene cura conocida, lo que tiene son tratamientos y lugares en los que…”

Montaña Rusa

¡Galán de Montaña rusa hizo una fuerte confesión sobre su salud!
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/09/06/es-una-enfermedad-que-no-tiene-cura-conocida-lo-que-tiene-son-tratamientos-y-lugares-en-los-que/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-06T18:41:24-03:00">septiembre 6, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-06T18:41:25-03:00">septiembre 6, 2019</time></a>

Los famosos aseguran que es realmente difícil manejar el tema de la popularidad porque nadie entiende las presiones que debe soportar una celebridad, de hecho, en el apogeo de la beatlemania, John Lennon confesó que se sentía dentro de una jaula, exhibido como si fuera un fenómeno de feria, acosado por personas que parecían incapaces de razonar cuando lo tenían cerca, de hecho, ese fue uno de los motivos por los que decidió abandonar la banda y lanzar su proyecto solista, en 1970, junto a su segunda mujer, la artista japonesa Yoko Ono.

Gastón Pauls vivió una situación similar a comienzos de los noventa, cuando, con solo 22 años, Ruleta Rusa lo convirtió en la figura del momento; superado por la situación, cayó en problemas de adicción que pudo superar y, desde hace dieciocho meses, da charlas públicas hablando de su caso personal y motivando a las personas para que salgan adelante, dejando atrás sus problemas.

La adicción es una enfermedad que no tiene cura conocida, lo que tiene son tratamientos y lugares en los que uno puede trabajar diariamente para recuperarse. Para vivir en recuperación. Yo vivo en recuperación. Absolutamente, uno va bajando la experiencia y trato que eso que comparto en una charla frente a dos mil pibes, les llegue. Sería muy poco coherente si no comparto con mis hijos lo que me pasa”, reconoció el actor.

“Mis charlas son un testimonio en primera persona. Cuento lo que me pasó, lo que viví, lo que sufrí y también por dónde apareció mi recuperación. De alguna manera, es compartir y ojalá eso sirva para prevenir. En este año y medio, he recibido mucha devolución: desde gente que en una charla levanta la mano y narra su experiencia hasta otros que cuentan que su padre o su madre lo están haciendo. Son muy potentes las charlas”, remarcó Pauls.

Y luego dio más detalles al respecto. “Hoy hablé frente a más de mil chicos chicos de 11 a 18 años. Es conmovedor porque no es tan fácil mantener a 1500 pibes escuchándote en absoluto silencio durante una hora. Y que después encima pregunten y comenten, cuenten historias de sus casos, que tristemente no es un tema solucionado en ningún lugar del mundo. Es complejo y se empieza cada vez a edades más más tempranas”, reconoció el actor.

Luego Gastón contó como comenzó a dar charlas. “Hace mucho tiempo me invitaron a dar una conferencia frente a tres mil pibes y, a partir de eso, me empezaron a convocar. La primera fue por una mujer en recuperación de Posadas, Misiones, que quería que compartiera mi historia. Y ahí me empezaron a llamar de varios lugares. Todo esto lo organizo entre medio de los viajes de mi laburo como actor. Ahora estoy haciendo cine, pero también hay una posibilidad de llevar este proyecto la tele y reflejarlo en una serie de informes”, aseguró el intérprete.

“De a poco me voy acomodando, estoy viajando mucho, pero me hace bien y lo necesito también. Es parte de mi recuperación. Por eso elijo no hacer televisión. Hubo algunas propuestas y las agradecí, pero en el cine laburás un mes intensamente y después tenés un mes libre para estar con tus hijos. También a algunos viajes me he ido con mis hijos. Ellos saben que yo doy estas charlas, saben en mi historia. Todavía no me acompañaron a una charla, pero saben de qué hablo”, cerró la conversación el galán.