“Con esta imagen de mi vieja tan hermosa….” ¡Tinelli recordó a su mamá y emocionó a todos!

¡El conductor no pudo evitar quebrarse e hizo llorar a todos!
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/09/11/con-esta-imagen-de-mi-vieja-tan-hermosa-tinelli-recordo-a-su-mama-y-conmovio-a-todos/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-11T15:31:16-03:00">septiembre 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-11T16:16:41-03:00">septiembre 11, 2019</time></a>

Marcelo Tinelli es uno de los conductores más influyentes de la televisión argentina y, gran parte de su inmenso éxito, se lo debe a su capacidad para conectar con el público, mostrando sus emociones de manera directa, sin ninguna clase de filtros, por eso, hoy decidió compartir una foto muy tierna de su mamá que no dejó a nadie indiferente y conmovió a todo el mundo, en especial teniendo en cuenta la dura historia familiar del referente de Canal 13.

“Con esta imagen de mi vieja tan hermosa, en un día de clases, aprovecho para saludar a todos los maestros en su día!! Feliz día a aquellos que nos dejaron una huella y escribieron en nuestro corazón” (sic), escribió el papá de Mica; es bueno recordar que, en una larga entrevista que concedió a Luis Novaresio, el presentador contó los graves inconvenientes que debió sobrellevar siendo apenas un niño.

“Tenemos que tener sueños los argentinos, tenemos que creer. Yo en Bolívar vendía helados. Mi viejo tuvo una enfermedad, era alcohólico, murió de cirrosis. Mi mamá tuvo una esquizofrenia. No tuve nada, y pude llegar a algo. Eso no lo tiene que perder el argentino, el chico que arranca, que estudia.  A mí me sirvió mucho reconocer las cosas que me pasaron desde siempre. Yo ayudé mucho a mi viejo y a mi mamá, fundamentalmente, que tuvo ese problema mental”, remarcó Tinelli.

El conductor luego dio más detalle al respecto. “No hice saber mucho de este tema hasta que una revista lo puso en una tapa. Ahí mi mamá se enteró en el año 92 lo que tenía porque yo le había dicho que tenía una depresión severa, no esquizofrenia. De muy pendejo, a los 17 años, la empecé a llevar a los neuropsiquiátricos. Era un dolor muy grande para mí dejarla internada””, reconoció el conductor, emocionado al revivir ese tramo de su existencia.

“Muchas veces trabajaba en la radio para conseguir canjes de la clínica donde podía internar a mi mamá. De esa manera podía pagar la internación, sino tenía que terminar en hospitales, como también pasaba. Por ejemplo, en el hospital de La Plata, que la llevaba en tren. Para mí era tremendo dejarla ahí” terminó su fuerte confesión Tinelli. Posteriormente, en el programa de Mariana Fabbiani, el conductor habló del resto de su familia y sus inicios profesionales.

“Mi abuelo era dueño de dos diarios en Bolívar, mi viejo trabajaba ahí como periodista y yo por eso estudié esa profesión. Hoy me gusta estar informado y ser el primero en contarle una noticia a otro. Arranqué en el equipo de José María Muñoz en la radio, tenía 21 años y era un periodista serio. Servía café, compraba jamón y todo lo que me pedían. Era muy feliz en ese trabajo”, confesó Marcelo, para luego hablar de un hombre fundamental para su existencia.

“En el 81, aparece en mi vida Juan Alberto Badía que pidió por mí para que haga deportes en la radio. Cada vez que hablo de él me empiezo a emocionar. Yo lo acompañé hasta el último momento de su vida. Estaba internado en el Austral, me acuerdo que charlabámos mucho, él ya estaba muy mal y nos agarramos las manos. Para mí, Badía no se fue, está presente siempre”, reconoció Tinelli, sin poder evitar las lágrimas delante de la cámara ante tantas pérdidas importantes en su vida.