Mariana Nannis dejó los lujos y ahora frecuenta Dock Sud

La mediática tuvo cambios en su rutina luego de la pelea con Caniggia.
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/09/11/mariana-nannis-dejo-los-lujos-y-ahora-frecuenta-dock-sud/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-11T23:05:22-03:00">septiembre 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-11T23:05:25-03:00">septiembre 11, 2019</time></a>

Luego de que Mariana Nannis se sentara en el sillón de Susana Giménez a contar sobre su situación con Claudio Paul Caniggia, se desató una situación difícil de manejar. Las declaraciones controversiales desde ambos lados y las polémicas actitudes hicieron que la pareja termine en una guerra nunca antes vista. Por tal motivo, los abogados de ambos se encuentran trabajando en el tema.

En el caso de la mediática, se encontró sin tarjetas de crédito y además con las cuentas limitadas. Por eso, durante su primeras semanas en Buenos Aires pasó de estar en el hotel Alvear a alquilar un departamento en el centro, lo cual demuestra que los lujos y los días de ostentación quedaron atrás ya que también su presupuesto se vio muy reducido.

Según dicen los vecinos de la zona, de la calle Coronel Díaz y Santa Fe sale con anteojos oscuros y se dirige hacia el parque que se encuentra en las inmediaciones y le da alimentos tanto a los perros abandonados como también a las palomas. Por otro lado, manifiestan que se la ve muy angustiada por todo lo ocurrido, pero aún así trata de mantenerse entera para poder seguir reclamando por lo suyo y de sus hijos.

En las últimas horas, se vio a Nannis en Dock Sud en el cumpleaños de un vecino, mientras su abogado está en Marbella rastreando los contratos futbolísticos de su exmarido. Además irá por Qatar para también tener información sobre las inversiones que estuvo realizando y de esa forma llegar a un acuerdo que beneficie a los dos en el divorcio. Por lo que se sabe hasta el momento, la suma es millonaria y hay varias propiedades de por medio.

Mariana sostiene que su aparición repentina en la Argentina es para poder salvar al padre de sus hijos de las adicciones pero también de las malas compañías. Por su parte, Caniggia desconoce esa ayuda y se niega a volver a tener vínculo con su exmujer. Por otra parte, manifestó que lo que la rubia hace es “terrorismo mediático” y que por eso mismo prefiere mantenerse lejos de ella.

“Esta relación en realidad había terminado hace un año y pico atrás, prácticamente estábamos separados. En dos años prácticamente nos habíamos visto dos veces, pero hace un año y dos meses atrás. Mi intención fue siempre el diálogo, pero ella utilizó, a través de los medios, como dije anteriormente, este terrorismo mediático y de acusaciones que no son ciertas, para nada”, remarcó el exfutbolista.

 “El otro día escuchaba a Dragani (abogado de Nannis) que decía ‘lo estamos esperando’. Yo trabajo, no vivo de nadie. Esto ya ha superado la ficción. Acá nadie se está muriendo ni necesita ser salvado”. Y agregó: “Que quede claro que tanto yo, como mi abogado, Fernando Burlando, siempre priorizamos el diálogo”, remarcó Caniggia y se negó a ser ayudado por la madre de sus hijos.