“Exigimos a las autoridades protección para…” ¡Duro reclamo de Marcelo Tinelli y su mujer!

¡El conductor sorprendió con una fuertísima denuncia!
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/09/12/exigimos-a-las-autoridades-proteccion-para-duro-reclamo-de-marcelo-tinelli-y-su-mujer/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-12T13:50:13-03:00">septiembre 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-12T13:50:15-03:00">septiembre 12, 2019</time></a>

Marcelo Tinelli es uno de los hombres más exitosos de Argentina, pero, tanta exposición pública, no le asegura una vida tranquila, y eso quedó demostrado en el fuertísimo cruce mediático que acaba de tener con las autoridades. Todo comenzó con una dura denuncia que compartió su mujer, la exmodelo y actual empresaria Guillermina Valdes en sus redes sociales apuntando al maltrato que habría tenido que soportar un hombre por defender sus creencias.

“Sexto ataque en el año que recibe Facundo Viola, colega y amigo, por exponer la tragedia sanitaria que sufre Arroyo Leyes (Santa Fe) a raíz del uso de agrotóxicos en la producción de frutillas. Ahora rompieron vidrios de su vivienda. La Justicia sigue minimizando las agresiones” (sic) se lee en el texto que compartió la actriz. El conductor de ShowMatch retuiteó el texto y, para dejar claro su enojo, agregó sus propias palabras: “Sexto ataque a Facundo??? Por favor, exigimos a las autoridades de Arroyo Leyes (Santa Fe), la protección para Facundo y su familia” (sic).

Es bueno recordar que la mujer de Marcelo lleva mucho tiempo preocupándose por el medio ambiente y habría jugado un importante papel, este año, en la decisión de la provincia de Buenos Aires de suspender por doce meses una norma elaborada con pautas para la aplicación de agroquímicos de manera que pudieran controlarse mejor la forma en que se realizan las pulverizaciones.

En el informe se definió que deben “abstenerse en forma total de realizar aplicaciones y pulverizaciones de fitosanitarios, en los lotes que linden con establecimientos educativos, campos de bombeo o baterías de pozos para el abastecimiento público, cuerpos y cursos de agua emplazados en el área rural” (sic). Y luego el texto se pone todavía más específico en sus planteamientos.

“Si las mismas se tuvieran que realizar por alguna razón estrictamente justificada, fuera y lejos de los horarios de clases, y de otras actividades, y post finalización de las mismas, y siempre y en todos los casos sin presencia alguna de personas o animales, sólo si o si podrán hacerse, las que cuenten con la intervención de un profesional ingeniero agrónomo matriculado, autorizando y documentando las mismas previamente, siendo responsable ante las autoridades locales de dicha práctica y sus consecuencias” (sic).

De acuerdo a autoridades provinciales, la suspensión de la medida tuvo una intención específica. “Se trata de una resolución complementaria de la anterior y el único objetivo que tiene es fortalecer aún más las acciones orientadas a un mayor control de las aplicaciones y así profundizar el cuidado de la salud de la población, proteger los recursos naturales y el medio ambiente, teniendo en cuenta la seguridad agroalimentaria y las necesidades de los productores”, indicó el funcionario.

Guillermina Valdes se habría comunicado con el ministro Sarquis, de Buenos Aires, para discutir este tema y su participación habría sido crucial para lograr la suspensión de doce meses. Tras conocer la decisión de la provincia de suspender por un año la norma, Valdes citó la noticia de su cuenta oficial de Twitter y escribió una palabra muy entusiasta: “Vamos!” (sic).