“Mirá que ya me tomé unos vinitos y puedo…” ¡Mirtha Legrand en medio de un escándalo!

La diva de los almuerzos pasó un incómodo momento al aire. ¡Enterate!
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/09/16/mira-que-ya-me-tome-unos-vinitos-y-puedo-mirtha-legrand-en-medio-de-un-escandalo/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-16T08:10:02-03:00">septiembre 16, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-16T08:10:03-03:00">septiembre 16, 2019</time></a>

Mirtha Legrand es una de las divas que siempre llama la atención en cada aparición en determinado evento o en la pantalla chica, en especial, cada fin de semana, fecha en la que aparece con sus dos clásicas propuestas a través de la pantalla del Trece.Por supuesto, este caso no fue la excepción y la madre de Marcela Tinayre quedó en el ojo de la tormenta.

¿Qué pasó? En la última emisión de la mesaza de la diva de los almuerzos, ella pasó un incómodo momento en vivo y en directo. En diálogo con sus invitados, Mirtha sacó a relucir su filoso carácter y apuntó a una de las figuras presentes al querer saber su opinión sobre la polémica del momento: el cruce entre Diego Torres y Coti Sorokin por la autoría de un tema.

Con el objetivo en marcha, la conductora de 92 años le consultó a Javier Calamaro y él la sorprendió con una respuesta que generó tensión en el ciclo. Ni lerdo ni perezoso, el artista redobló la apuesta al contestar con una frase desafiante: “Mirá que ya me tomé unos vinitos y puedo decir la verdad”, expresó el cantante, ante el asombro de la presentadora.

“Coti es mi amigo. Sacamos una canción juntos”, retrucó Javier e intentó esquivar la pregunta, aunque la abuela de Juana Viale insistió y provocó el sincericidio de su entrevistado. “Que plomo, ¿no? Porque tenés que defender la posición de un amigo a costa del detrimento de otra persona que está todo bien, que hay buena onda”, manifestó Calamaro frente a las cámaras.

Luego, fue por más y agregó: “Hasta donde yo sé – Diego no me odies -, tengo entendido que la canción es de Coti, pero no estaba ahí cuando la compuso”, detalló el mediático y quiso zafar al involucrar a Legrand con un picante misil: le consultó a la animadora si qué estaba tomando y ella no ocultó su fastidio: “Qué difícil esta mesa”, dijo la estrella del Trece en voz alta.

Recordemos que el episodio no fue el único que tuvo como escenario la mesa de Mirtha Legrand. Otro de los que dejó boquiabierto a más de uno fue Flavio Mendoza. El jurado del BAR fue realmente sinceró y contó su dura experiencia de vida. “No puedo decir esto, pero yo vivía robando. Era ladrón de golosinas y cosas así”, declaró el director de “Stravaganza” y fue por más.

“A mí me agarraron en un mercado muy conocido. Yo entraba y sacaba. Era como una gracia. Bueno, también en un momento fue por necesidad. Yo me llevaba cosas. No está bien contar esto, pero fue un momento de mi vida que fui ratero”, admitió y cerró: “No había ciertas cosas en casa. Una vez me agarraron porque me había puesto una bandejita de pollo entre la ropa. Eran momentos difíciles, muy duros y yo veía que mi familia no podían comprar. Era por necesidad”.