“Ya estamos hartos, cansados… Cosas como las de hoy no…” Fuerte descargo contra Mica Viciconte

Una modelo enfurecida con la panelista.
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/09/26/ya-estamos-hartos-cansados-cosas-como-las-de-hoy-no-fuerte-descargo-contra-mica-viciconte/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-26T14:30:36-03:00">septiembre 26, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-26T14:31:12-03:00">septiembre 26, 2019</time></a>

Ayer la modelo plug size, Brenda Mato, visitó el programa Incorrectas, conducido por Moria Casán, y que se emite de lunes a viernes por la pantalla de América. Sin embargo, lo que parecía ser una entrevista amena, se convirtió en un verdadero escándalo cuando algunas panelistas cuestionaron que la joven estaba brindando un “mensaje erróneo”.

Brenda, que se sintió muy atacada, decidió a hablar a través de las historias de su Instagram y fue realmente muy dura. “Esto descargo lo estoy haciendo porque realmente me da vergüenza ajena que se le pague un sueldo a personas que no saben hacer su trabajo. Son personas que no son ni nutricionistas, ni periodistas, ni son absolutamente nada más que personas que se dedican a juzgar a las demás con el dedito señalador creyendo que sus vidas son perfectas”, sostuvo.

“No tengo que darle explicaciones sobre mi salud ni a Celina Rucci ni a Micaela Viciconte, ni a nadie. Me gustaría que si me van a invitar a un programa y me van a querer hacer preguntas, por lo menos se informen y no que digan las cosas que dicen, sin antes leer mis posteos. Como Micaela Viciconte que me cuestiona y quedó muy en evidencia”, contó Brenda.

“En mi posteo yo hablaba sobre cómo las personas gordas somos cuestionadas por comer lo que sea, no importa si es una ensalada o un triple combo grande… Lo que no sabe esta señorita, porque ella sólo tomó la parte en la que dije ‘que iba a comer lo que quiera’, es que yo soy vegetariana hace seis años. Hace seis años que no comía un sandwich de milanesa, ese de la foto es el primero después de mucho tiempo. Pero claro, es una gorda comiendo un sandwich de milanesa así que está muy mal. Porque es todo lo que sabemos hacer, juzgar”, disparó duramente.

“Acá estoy, dando explicaciones sobre lo que como, sobre lo que no, sobre mis hábitos, cuando no se las debo dar absolutamente a nadie. Realmente yo me fui muy enojada y muy triste, sintiendo que no fui lo suficientemente valiente para contestarles todos los ataques que me hicieron en ese momento. Me enoja sentir que podría haber hecho más de lo que hice porque lo que hacemos no es suficiente”, siguió.

Entre lágrimas, la modelo continuó con su duro mensaje. “No importa lo que haga, no importa el trabajo ni cuánta gente cambie para bien gracias a lo que hago. Esta gente de mierda lo único que va a hacer es ver mi cuerpo y el de todas nosotras. Me parece una mierda. No me parece justo ni para mi ni para nadie. Ya estamos hartos, cansados”.

“No existen cuerpos que estén equivocados, que si ustedes sienten que su cuerpo está bien como está, está bien, y si sienten que no y lo quieren modificar, háganlo desde el amor y no porque odian. Lo único que trato de trasmitir es que dejen de llorar cuando vean su cuerpo, porque también yo pasé por eso, también me miré al espejo y me sentí un ser desagradable de ver mi cuerpo y odiarme. Yo sé lo que se siente, no lo quiero para mí ni para nadie. Cosas como las de hoy no las voy a permitir nunca más, y quiero que ustedes tampoco lo permitan, porque no se lo merecen”, cerró muy enojada.